Juegos de roles en el entrenamiento de consejería

Cada año tengo la oportunidad de hacer dos semanas de entrenamiento intensivo de consejería bíblica con posibles pastores en nuestra familia de iglesias. Cada semana abarca aproximadamente 35 horas de instrucción y equipamiento en el contexto de una escuela ministerial más grande de diez meses. El primer módulo de capacitación de una semana aborda el tema más amplio de hacer consejería bíblica en un mundo psicologizado. En este módulo, desempaquetamos las implicaciones de la definición de consejería bíblica a la que atribuimos en la Coalición de Consejería Bíblica. El segundo módulo aplica lo que aprendemos en la primera semana de capacitación específicamente para la consejería pastoral dentro de la política y la cultura de nuestras iglesias. Para tratar de hacer que esta capacitación sea lo más práctica posible, utilizamos algunos ejercicios de juego de roles para que los estudiantes puedan aplicar de inmediato lo que están aprendiendo en clase. Si estás buscando maneras de hacer que el entrenamiento de consejería esté más ‘basado en la realidad’ en un salón de clases, considera las siguientes ideas de juego de roles.

Juego de roles de la vida real

En el primer módulo, asignamos parejas, designando a un estudiante como aconsejado y al otro estudiante como consejero. Seleccionamos un tercer alumno como asesor de consejería. En este momento del año, los estudiantes han estado en grupos de confraternidad durante cinco meses, por lo que les pedimos que resuelvan un problema de la vida real que están experimentando frente a la clase. Permitimos que la clase observe la experiencia y la interrumpa en un punto donde creemos que será útil debatir. Primero, el moderador ofrece observaciones, luego lo abrimos a la clase. Los instructores luego involucran a la clase y a los juegos de roles en la experiencia que acaban de presenciar y en la que creen que puede llegar.

Puedes pensar que este es un ejercicio bastante benigno, porque a menudo los problemas ya han sido discutidos en compañerismo. Pero es notable ver cómo el Señor abre niveles más profundos de lucha del corazón y cuidado del alma a medida que los participantes buscan aplicar lo que están aprendiendo en clase. No es inusual que terminemos el juego de roles con la oración en grupo sobre el “aconsejado” en respuesta a algo que Dios está haciendo inesperadamente en el juego de roles.

Problemas complejos en el juego de roles

En la segunda semana, queremos presionar la consejería en situaciones más difíciles. Una vez más, dos estudiantes participan en cada juego de roles. Al final del primer día de clase, hacemos nuestro primer sorteo con pelotas de ping pong. Varias bolas iguales al tamaño de la clase se colocan en una bolsa. Dos de las bolas son de un color diferente y están inscritas como CP (consejero pastoral) o AP (aconsejado pastoral). Los dos estudiantes a los que les salió las pelotas de ping-pong de colores se unirán para el juego de roles al día siguiente, y sus roles están determinados por la bola de colores eligieron.

El aconsejado luego escribirá una tarjeta que describa el problema que traerá a la consejería. La premisa es que el aconsejado ha enviado al “pastor” un mensaje de texto con solo la información contenida en la tarjeta y acuerdan reunirse al día siguiente para hablar sobre el tema. La idea es presentar a la clase cómo los pastores a menudo se involucran en problemas complejos sin apenas aviso y con poca información.

Un posible menú de problemas complejos pero anticipados

A continuación, se detallan algunos posibles problemas de consejería que pueden surgir a través del ‘mensaje de texto’:

  • Estoy luchando con pensamientos homosexuales.
  • He apostado mi crédito y mi esposa no lo sabe.
  • Estoy tan deprimido que solo quiero morir.
  • Mi hijo y yo tuvimos una discusión y lo golpeé.
  • Siento que quiero dejar mi matrimonio.
  • Fallé una prueba de drogas en el trabajo y me despidieron.
  • No creo que la Biblia sea verdadera.
  • Aunque mi esposa murió hace seis meses, parece que no puedo dejar de sentirme triste.
  • Mis suegros no son cristianos y creen que la manera en que disciplinamos a nuestros hijos es abusiva.
  • Siento que las minorías como yo no somos realmente aceptadas en esta iglesia.
  • Me acaban de diagnosticar cáncer.

Basta echar un vistazo a cuestiones como estas para ver las oportunidades y los desafíos presentes en una primera sesión de consejería. Cada participante en el juego de roles es responsable de prepararse para la sesión de la noche a la mañana. El aconsejado se familiarizará con el problema y completará la historia de su personaje. El consejero se familiarizará con el tema básico y comenzará a pensar cómo podría participar en el ministerio bíblico en base a lo que aprendió en la clase. Puede utilizar Internet, buscar textos bíblicos, buscar consejo, etc. Se pide a los participantes que estén preparados para realizar una sesión lo más realista posible. Este juego de roles tiene tres objetivos:

  • Para los aconsejados: una oportunidad para identificarse con los ensayos que quizás no hayan experimentado para que puedan crecer en empatía con las personas con dificultades que las buscan.
  • Para los consejeros: una oportunidad para avanzar hacia un territorio desconocido en la consejería e involucrar a las personas en los puntos de crisis de su historia.
  • Para la clase: una oportunidad de interactuar sobre cómo manejar situaciones difíciles de una manera bíblicamente sólida a través del ministerio pastoral.

Como lo hemos hecho a lo largo de los años, ha sido sorprendente ver incluso que estas situaciones ‘fingidas’ cobren vida y profundidad a medida que los posibles pastores aprenden a través de la experiencia práctica y comentarios amables para cuidar a las personas perjudicadas, procesar problemas complejos con claridad bíblica, y aprende a hablar sabia y humildemente en situaciones mucho más allá de su experiencia personal.

Preguntas para la reflexión

¿Eres un entrenador de consejería o un pastor que busca equipar consejeros bíblicos en tu iglesia? Si no puedes realizar una observación de orientación formal, ¿es esto algo que podría ayudarte a obtener consejeros en capacitación para la experiencia que enfrentarán cuando se reúnan con los aconsejados?

Andy FarmerAndy Farmer ha sido pastor de Covenant Fellowship Church en Glen Mills, Pensilvania desde 1993. Sirve a la familia de iglesias Sovereign Grace en consejería bíblica y plantación de iglesias. Andy es el autor de Trapped and Real Peace.

 

Traducido por: Miguel Linares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *