CB en el Reino Unido

Steve Midgley

 

29 de Abril de 2016

 

Equipo de BCC: Conforme hacemos la cuenta regresiva- sí, de días- para la

 

Cumbre Mundial de la Coalición de Consejería Bíblica (del 5 al 7 de junio del

 

2016) una vez más queremos dedicar un tiempo a escuchar acerca del impacto

 

de la consejería bíblica (CB) en otras partes del mundo. Esta publicación nos

 

lleva a atravesar el Atlántico hasta el Reino Unido. Steve Midgley nos presenta

 

sus observaciones acerca de su percepción e impacto que la CB comienza a

 

tener el Reino Unido.

 

El inicio

 

Estamos iniciando la consejería bíblica en el Reino Unido, es una iniciativa

 

nueva que trata de fomentar el interés en la consejería bíblica. La idea en sí es

 

muy innovadora- incluso el término “consejería bíblica” es nuevo para la

 

mayoría.

 

¿Entonces qué notamos? ¿Qué es lo que más llama la atención de la consejería

 

bíblica? Tal como esperarías, hay muchos aspectos positivos- ¿pero qué pasa

 

con los negativos? ¿Qué tiende a producir preocupación? y ¿qué podemos

 

aprender de ello?

 

A continuación presento cinco preguntas (o preocupaciones) que a menudo

 

escucho de otros pastores en el Reino Unido (seguidas de cinco reflexiones

 

como respuestas)

 

5 preocupaciones

 

  1. No es muy británico. El enfoque en nuestros corazones, motivos y

 

sentimientos no es la manera en que hablamos normalmente. (Parte de

 

ello es cultural- ¡de hecho sí somos muy reservados! Parte de ello es

 

pecaminosa- ya que preferiríamos que nuestro pecado no quedara

 

expuesto. Otra parte solamente refleja el hecho de que casi todos los

 

libros y artículos acerca de la consejería bíblica vienen de Estados

 

Unidos e inevitablemente tienen un toque estadounidense. ¡Incluso

 

consejería se deletrea de forma diferente en inglés!

 

  1. ¿Lo podemos usar en el evangelismo? ¿Nos ayuda a engancharnos con

 

los amigos que no son de la iglesia? ¿Sirve en el alcance o es “solamente

 

para los de adentro”? ¿Va a mostrar cómo el evangelio puede llamarle la

 

atención a quienes no están muy interesados en Cristo?

 

  1. ¿Cómo vamos a hacer tiempo para esto? Suena tan exigente. Ya estamos

 

de por sí ocupados en el ministerio. ¿Dónde podemos encontrar tiempo

 

para aprender algo nuevo?

 

  1. ¿No me distraerá o aún minimizará el ministerio de la Palabra

 

(generalmente la gente se refiere a predicar)? Hay muchas cosas buenas

 

que podemos hacer pero con limitantes de tiempo ¿no es el primer

 

llamado de Dios predicar la Palabra? Solamente el Evangelio tiene el

 

poder de salvar. Pasar demasiado tiempo ayudando a la gente con sus

 

problemas solamente se interpone en el camino.

 

  1. ¿Qué es lo verdaderamente nuevo en todo esto? ¿No es exactamente

 

esto lo que hemos estado tratando de hacer durante años? ¿Quién dice

 

que necesitamos una técnica nueva y de moda para el ministerio? Claro

 

que esto es una versión corta. La gente no es tan franca, después de todo

 

somos británicos. A continuación presento algunos pensamientos

 

respecto a estas preguntas y preocupaciones.

 

5 respuestas para iniciar

 

  1. No es muy británico. Sí, esto queda a la suerte en nuestra cultura. Exige

 

más compromiso con el desorden de la vida de alguien más del que

 

estamos acostumbrados. Requerirá más apertura de lo que permite el

 

“asentir con la cabeza.” ¿Pero el evangelio no es contracultural todo el

 

tiempo? ¿No deberíamos preguntarnos constantemente cómo Cristo

 

desafía nuestra forma “usual de hacer las cosas” y nos llama a vivir de

 

una manera distinta para Él? Si lo entendemos apropiadamente ¿no

 

deberíamos esperar que la consejería bíblica difícilmente entre a cada

 

cultura?

 

  1. ¿Lo podemos usar en el evangelismo? En verdad no quiero llegar a un

 

evangelio terapéutico pero ¿el entendimiento de cómo Cristo me ayuda

 

con el desorden de mi propia vida no me hace más posible hablarle a

 

otros acerca del desorden de sus vidas? En lugar de iniciar con “Cristo

 

me salvó del juicio eterno” (lo cual requiere que mis amigos no cristianos

 

crean demasiado en mi versión del mundo) puedo iniciar con “la fe en

 

Cristo ha hecho una gran diferencia en la forma de criar a mis hijos

 

adolescentes” (lo cual es más común)

 

  1. ¿Cómo vamos a hacer tiempo para esto? El tiempo que pasamos

 

haciendo buenas obras raramente es un contraataque. Hacerle caso a mi

 

propia manera con el Señor nunca contrataca. Si explorar la consejería

 

bíblica significa encontrarnos con Cristo más profundamente – y sí es

 

así- entonces debe ser bueno para todo lo que hago en el ministerio.

 

  1. ¿No me distraerá o incluso minimizará el ministerio de la Palabra? Tim

 

Keller dijo en una ocasión (y lo estoy parafraseando): Si doy demasiada

 

consejería mi predicación sufrirá porque no tendré tiempo para

 

prepararme, si doy muy poca consejería mi predicación sufrirá porque no

 

seré bueno para aplicar la Biblia a la vida real. Creo que tiene razón.

 

  1. ¿Qué es lo verdaderamente nuevo en todo esto? No mucho, al menos

 

esto ha sido mi experiencia- Cuando me encontré con el mundo de la

 

consejería bíblica por primera vez, me topé con el mismo evangelio con el

 

que estaba familiarizado en el cual siempre había creído. La diferencia era

 

que finalmente alguien me estaba mostrando como aplicarlo a mi

 

corazón. Y era exactamente eso.

 

¿Cómo responderías estas preguntas? Es interesante que un comentario de

 

es “tan estadounidense” se espera eso en un sentido ya que el movimiento

 

de consejería bíblica moderna empezó en Estados Unidos. Sin embargo,

 

aunque el movimiento empezó en Estados Unidos, la consejería bíblica no

 

debe retenerse en los Estados Unidos. Después de todo es el ministerio

 

privado de la Palabra de Dios y debería ser parte de cualquier ministerio del

 

evangelio. Si estás de acuerdo debes ir a la página web de la Cumbre

 

Mundial de la BBC: http://bccglobalsummit.org. Regístrate para esta oportunidad

 

de expandir tu visita respecto a qué tan lejos puede llegar la Palabra para ayudar a

 

la gente a vivir para el Señor en cualquier parte de nuestro mundo caído.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *