La bendición de servir en el ministerio multiétnico

Nicolas Ellen

 

La bendición de servir en el ministerio multiétnico

 

6 de mayo de 2016

 

Equipo de BCC: En esta publicación Nicolas Ellen nos recuerda hacer

 

discipulado en lugar de crear una raza o una etnia- el enfoque de nuestros

 

ministerios privados de la Palabra. Esto es tan importante conforme nuestro

 

mundo se vuelve “más pequeño” por medio del incremento de viajes y la

 

comunicación fuera del país basada en el internet. Por supuesto que existen

 

diferencias que debemos recordar en las culturas conforme compartimos la

 

Escritura con otras personas. Un ministerio sabio requiere que descubramos

 

cómo presentar el mensaje transcultural del Evangelio de una forma

 

comprensible y es precisamente aquí donde el entender las diferencias en las

 

culturas es importante. Con tal fin, te animamos a que consideres registrarte en

 

la siguiente Cumbre Mundial en junio. Visita la página web

 

at http://bccglobalsummit.org

 

He tenido el privilegio de ministrar de forma transcultural por alrededor de 20

 

años. Considero una bendición y un honor poder servirle a la gente de diversas

 

etnias. Sin importar a quien he servido o donde he servido, he aprendido que la

 

gente tiene las mismas tendencias de pecado sin considerar la etnia y la misma

 

intensidad de sufrimiento. Dichas tendencias se forman en varios contextos

 

culturales aunque en esencia siguen siendo iguales. Permíteme sugerirte cuatro

 

principios de sabiduría a considerar cuando buscamos un ministerio

 

multiétnico.

 

Principio de sabiduría #1: Permite que el hacer discípulos sea central, no

 

multiétnico

 

No te permitas enfocarte en el color de la piel ni perder el llamado de discipular

 

a otros. A menudo el objetivo de muchos ministerios multiétnicos es ser

 

multiétnico. En lugar de esto, bíblicamente estamos llamados a enfocarnos en

 

hacer discípulos no en promover lo multiétnico.

 

El aspecto multiétnico se desarrollará conforme seas usado por Dios para

 

discipular a diversos grupos de personas de acuerdo a Su Palabra. Dichos

 

grupos de personas atraen a gente como ellos, por lo tanto crean un grupo

 

multiétnico. Fui co-pastor de una iglesia china durante cinco años. Durante ese

 

tiempo la iglesia empezó a incrementar sus grupos de personas anglosajonas,

 

hispanas, afroamericanas y otros asiático-americanos. La iglesia empezó a

 

adaptar el concepto:

 

“Lo multiétnico es quienes somos pero hacer discípulos es lo que hacemos.”

 

Principio de sabiduría #2: Se compañero y no un padre cuando ministres a

 

varias etnias.

 

A menudo he visto a quienes trabajan en el ministerio conectarse en gran

 

manera con un grupo de personas diferente al suyo. Quienes trabajan en el

 

ministerio tratan a los grupos de personas de manera diferente a los suyos,

 

como si fueran niños que necesitan un padre.

 

Debes tener cuidado en no asumir que eres más inteligente que aquellos a

 

quienes buscas ministrar. Debes tener cuidado en no creer que tienes todas las

 

respuestas a sus problemas e implicar que todo lo que deben hacer es

 

simplemente callarse y escucharte como un niño con un padre.

 

Podrían sorprenderte con lo que saben. Cuando busques ministrar a personas

 

diferentes a las tuyas, busca ser un compañero para ellos, no busques ser un

 

padre para ellos. Busca identificar lo que saben respecto a varios problemas de

 

la vida y aprende como puedes servirles de acuerdo a eso.

 

Principio de sabiduría #3: Ve los problemas de carácter conforme estudias el

 

contexto cultural de diversos grupos de personas.

 

Mientras estudias a un grupo de personas diferente al tuyo, aprende a

 

identificar los temas bíblicos comunes de pecado que toda la gente

 

experimenta. Busca orgullo, ídolos, lujuria, preocupación, miedo, etc. Evalúa

 

como es que esos temas comunes se manifiestan particularmente dentro del

 

contexto cultural del grupo de personas a quien sirves.

 

Haz preguntas acerca del grupo de personas a quien sirves, que te permitan

 

aprender acerca de sus normas culturales y luchas comunes. Recibe la

 

información y analízala en el contexto de la teología sistemática y bíblica con el

 

fin de llegar a conclusiones sobre estrategias para que tú les puedas servir

 

efectivamente.

 

Principio de sabiduría #4: No minimices ni maximices las diferencias culturales

 

Como diría el Dr. Charles Ware del Crossroads Bible College:

 

“Vayamos hacia relaciones de gracia en lugar de relaciones de raza.”

 

Consideremos la cultura, el contexto, las condiciones y contribuciones del

 

grupo de personas con quien queremos ser compañeros y a quienes queremos

 

servir. Conforme lo hacemos, conectémonos con dicho grupo de personas de

 

tal forma que no minimice su existencia cultural única ni maximice su existencia

 

cultural única sino que procure promover a Jesucristo y Su plan para su

 

existencia cultural.

 

Las relaciones de gracia sí tienen color, promueven el poderoso mensaje de

 

Jesucristo al considerar el contexto y condiciones de la gente a quien se relata

 

el mensaje sin ningún entendimiento del mensaje o condescendencia (en un

 

sentido negativo) hacia esa cultura en particular.

 

Únete a la conversación

 

¿Cómo puedes aplicar esos cuatro principios de sabiduría al ministerio

 

multiétnico dentro del contexto de tu ministerio?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *