De qué manera el evangelio transforma nuestros temores (Parte 2)

DE QUÉ MANERA EL EVANGELIO TRANSFORMA NUESTROS TEMORES (Parte 2)

 

BCC Staff: Esta es la segunda parte de una serie de tres partes usando 1 de Pedro para abordar los temores y preocupaciones de la gente a medida que contemplan lo que escuchan en las noticias diarias. En la parte 1, el primer principio para lidiar con el temor fue: Nosotros tenemos una “esperanza viva” por la resurrección de Jesús. La publicación de hoy continúa con dos principios más, seguido por aplicaciones sugeridas para “Kelly” y “José”.

Verdad #2: Tenemos una herencia celestial que nunca puede ser disminuida

Nosotros podemos anticipar “Una herencia que nunca va a perecer, dañarse o desvanecerse” esta herencia está guardada en los cielos para vosotros, que por la fe están protegidos por el poder de Dios” (1 Pedro. 1:4­–5). Wayne Grudem contrasta esta herencia del cielo con las herencias de los padres en el Antiguo Testamento: “que la posesión terrenal no fue ‘guardada’ para ellos, sino que fue quitada durante el exilio, y más tarde por la ocupación Romana. Aun cuando ellos poseían la tierra, produjo recompensas que decayeron, recompensas cuya gloria se desvaneció. La belleza de la santidad de la tierra ante Dios fue repetidamente profanada por el pecado” pero nuestra herencia—nuestro futuro garantizado con el Señor pero  sin el sufrimiento, pruebas o temores—es seguro.

Aplicando esta verdad a la vida de kelly

Algunos predicadores quizás traten de motivar a sus congregaciones con reclamaciones como, “¡Esta elección puede determinar el futuro de nuestro país! Piense acerca de lo que está en juego.” Pero alguien como Kelly puede recibir este mensaje sin el enfoque apropiado de la herencia que tenemos en el cielo, guardada para nosotros por el poder de Dios. Es verdad que debemos tomar en serio nuestra responsabilidad de votar. Es verdad que las filosofías financieras de los candidatos pueden tener efectos de largo alcance. Pero las preocupaciones acerca de estos asuntos deben ser encontradas con la verdad acerca de nuestra herencia protegida en Cristo. Ninguna ideología política o fiscal va a alterar la seguridad de esa provisión para nuestro futuro. Por lo tanto, aun si el político en el que Kelly menos confía es elegido al gobierno aquí en la tierra, sus decisiones no van a tener ninguna influencia en lo que Dios ya nos ha prometido y asegurado en su bóveda celestial para que nosotros los recibamos más tarde.

Verdad #3: Hay belleza que se revela en una fe probada

“Estas [pruebas] han venido para que la probada autenticidad de vuestra fe— resulte en alabanza, gloria y honor cuando Jesucristo sea manifestado” (1:7). La fe que viene del nuevo nacimiento no es vacía, fútil o supersticiosa. Como el desarrollo físico que ocurre después que un bebe nace, los cristianos experimentan el desarrollo de su fe después de su nuevo nacimiento. El desarrollo de la fe— Lo que Pedro describe con la imagen del oro siendo refinado por el fuego — es un proceso para demostrar con una claridad creciente cada vez mayor lo fenomenal que es la misericordia de Dios en nuestras vidas. Pedro nos dice que al final de este proceso de refinado, habrá una gran celebración que resultará en “alabanza, gloria y honor cuando Jesucristo sea manifestado” (1:7).

Aplicando esta verdad en la vida de José.

El hecho de que ninguno de nosotros está excepto de experimentar pruebas difíciles puede fácilmente descarrilar la fe de los creyentes, José enfrenta esto en su vida. Él y su esposa son ciudadanos americanos naturalizados quienes han educado a sus dos hijos americanos en un hogar cristiano. Sin embargo, el resto de la familia y sus suegros viven en Irak. Los reportes de noticias acerca de la violencia a los cristianos en esa región lo ha consumido recientemente, especialmente desde que no ha escuchado de su familia desde que los reportes comenzaron. La comunicación con su familia nunca ha sido fácil o frecuente, por lo tanto él está inseguro de si su inhabilidad actual para contactarlos es por causa de sus vidas ocupadas o por la violencia en Irak. Él ha llamado a su pastor para comenzar una cadena de oración. El Pastor James está muy preocupado por lo que está sucediendo en el medio oriente, pero él también lucha con cómo podría ayudar a José a liberarse de la trampa de sus preocupaciones.

Hay dos maneras que el pastor James podría usar para ministrar a José y a su familia.

(1) Él será sabio al reafirmar a José la realidad del compromiso de su familia con el Señor. Ellos están en sus manos, y él no los dejará ir. Podría discutir con José algunos ejemplos previos de las provisiones y protecciones de Dios a partir de la experiencia de José o la experiencia de su familia. Esto es importante porque puede ayudarle a José a recuperar una perspectiva más amplia de lo que sus preocupaciones han permitido. De hecho, José no sabe exactamente lo que su familia en Irak está enfrentando actualmente. Su pensamiento “y que si” ha creado una visión de túnel, y él está perdiendo de vista el papel de Dios en lo que está sucediendo en Irak.

(2) Y qué si José continua preguntando, “¿por qué está sucediendo esto?” el pastor James no puede dar ideas especificas del plan de Dios para la familia de José, pero puede usar pasajes como 1 de Pedro, Mateo 5:10, y 2 Timoteo 3:10–12  para recordar a José que a su familia se le podría dar la oportunidad de glorificar a Dios de una manera difícil pero gloriosa. Parte de la mentalidad cristiana debe ser un reconocimiento que las bendiciones de Dios no se pueden verificar estrechamente con una vida fácil aquí en la tierra. Gran parte de la población del mundo se resiste a Dios y esa resistencia va a derramarse sobre la vida de sus hijos, así como le sucedió a su Hijo. Aun así desde la perspectiva de Jesús, Pablo y Pedro, la bendición en la persecución es el hecho de que estamos enfrentando lo que nuestro Salvador enfrentó, y nosotros podemos demostrar su misericordia a aquellos que desesperadamente lo necesitan.

Satanás va a usar la certidumbre del sufrimiento de la vida en un mundo caído para distraernos de estas bendiciones, es por esto que Pedro lo describe como “león rugiente buscando [acechando] a quien devorar (1 Pedro. 5:8). Dios, sin embargo, va a usar el sufrimiento para atraernos a sus provisiones para nuestro futuro en Cristo. José puede estar comprometido, con esto en mente, a “estar alerta y con una mente sobria”, él no necesita caer en la trampa de Satanás. En su lugar, José puede reorientar sus pensamientos en orar a Dios quien claramente ha afirmado a la familia de José como suya, su pertenencia.

Únete a la conversación

¿Qué otros pasajes usarías para aconsejar a Kelly y José? y ¿Cómo los usarías?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *