Recursos

La situación podría ser un shock para la iglesia o podría ser un shock para uno de los miembros del matrimonio. De cualquier manera, ha sucedido algo que ahora pone en peligro la vida de la relación matrimonial. En el último año, me he enfrentado a más de estas relaciones que en cualquier otra ocasión en el ministerio. Como resultado, he dedicado una gran cantidad de tiempo a pensar en estrategias

Los estudiantes de consejería bíblica hacen grandes preguntas. Ya sea que busquen un título académico en un seminario o asistan a una clase en la iglesia, quieren saber cómo aconsejar bien. Al contestar estas preguntas, a menudo me encuentro diciendo: “Eso es algo que aprenderás a discernir a medida que creces en la sabiduría”. Verás, las preguntas difíciles no siempre tienen respuestas de “blanco y negro”. Las preguntas que afectan a

Como consejera Bíblica, con frecuencia escucho sobre los “detonantes”. Estos son situaciones, lugares, palabras y personas que recuerdan a los aconsejados; el dolor pasado o un dolor presente. Estos detonantes limitan a los aconsejados a permanecer en una avalancha de desesperanza, enojo o ansiedad. ¿Qué es un detonante y de qué manera puede un consejero Bíblico, conectarse con personas que son víctimas de ellos?

Los aconsejados ven

El artículo anterior nos introdujo a una serie de consideraciones orientadas a consejeros de víctimas de violación y abuso sexual.  Primero, la persona probablemente se encuentre traumatizada.  Una violación sexual casi siempre es considerada un evento traumático, normalmente desencadenando temores emocionales y físicos en la víctima. Posteriormente, ella es tentada a menospreciar su cuerpo. En consejería, debemos valorarla como un alma encarnada –una persona con necesidades espirituales pero con un cuerpo

Recientemente, reportes de oleadas de crímenes sexuales han invadido las noticias nacionales, involucrando (aunque no limitado) a las Naciones Unidas, el congreso de los EEUU, íconos de Hollywood y hasta un osteópata de los juegos olímpicos.  He visto varias reacciones a ese tipo de historias: horror, pánico, disgusto y paranoia.  Algunas personas tienen miedo a que “algo como eso” les pueda pasar a sus hijos.  Otras, simplemente cambian el tema a

Cuando tus abuelos tenían citas, las cosas eran mucho más simples. Entonces, el chico le pedía salir a una chica. Salían a comer o a ver una película o (imaginen esto) simplemente a caminar juntos. Hablaban cara a cara o por teléfono con un cable largo. Se conocían sus familias y (con suerte) construían una relación de confianza. Esos tiempos eran más simples.

Los desafíos de hoy