• CCB

Manteniendo Bíblica nuestra consejería – Parte 2


En la primera parte de este tema, abordamos la tendencia de desviarnos de la consejería bíblica al pragmatismo e intentos de ayudar a las personas en las temporadas difíciles. He encontrado que es esencial tener algunos recordatorios para mantener mi cabeza clara y un corazón enfocado en la consejería bíblica. Hablamos de cuatro recordatorios en esa publicación:


· Uno: Recuerde que la Biblia es la autoridad cimentada y suficiente para toda su consejería

· Dos: Recuerde que la Biblia es la historia que interpreta todas las historias

· Tres: Recuerde que la Biblia es la que define la relación de consejería

· Cuatro: Recuerde que la Biblia es la Palabra del Espíritu


Aquí hay cuatro recordatorios más que me ayudan a ser fiel a la práctica de consejería bíblica.


Cinco: Recuerde la Biblia como indicativos aplicados

Cuando usted considera cómo traer la Biblia a la conversación de consejería, ¿es usted tentado a motivar a través de mandatos? Muchas veces he ofrecido un mandato legítimo o una advertencia a alguien, pero les he despojado del aliento para obedecer. Toda consejería bíblica verdadera reconoce que la fe es requerida para la obediencia auténtica, entonces debemos hablar primero de la fe. ¿Estamos ayudando a las personas a abrazar las promesas de Dios para ellos mismos?


La Biblia es la historia que interpreta todas las historias.

Haga: aquí hay una práctica interesante: he encontrado que la mejor manera de alentar a la obediencia en los mandatos de la escritura es aconsejar las promesas de Dios primero. Y la mejor manera de aconsejar las promesas de Dios es aconsejarlas primero a usted mismo. Cultive un corazón de gratitud a través de la meditación en las promesas de Dios para usted. Un consejero agradecido va a hablar de manera que despierte la fe en el corazón del aconsejado.


Seis: Recuerde la Biblia como imperativos aplicados

Algunas veces nos enfocamos tanto en ayudar a la gente con sus motivaciones que desarrollamos una postura sutil que la gente no puede obedecer a Dios sin un corazón perfecto. La realidad es que la motivación para obedecer no viene de nuestros corazones, sino de la Palabra de Dios, en donde la obediencia es un mandato. Siempre hay algo que un verdadero cristiano puede hacer en forma de obediencia, aun cuando están luchando con pecado en su corazón. La gracia hace que la obediencia sea posible. (Tito 2:11-12). ¿Estamos llamando a la gente a la obediencia como respuesta a la gracia?


La gracia hace que la obediencia sea posible.

Haga: ¿Hay algo en su corazón que usted sabe que Dios está tratando de cambiar? No espere por un grado futuro de cambio en el corazón para animar a alguien a practicar la obediencia Bíblica. Obedezca por fe, obedezca a través de la gracia, obedezca porque Dios le llama a hacerlo y reciba la ayuda de Dios cuando es difícil y el perdón de Dios cuando te quedas corto. Permita que el cambio en su corazón sea alimentado por la obediencia.


Siete: Recuerde la Biblia como Sana sabiduría

Podemos cometer el error de hacer una separación falsa entre la consejería bíblica y el consejo práctico. La biblia escudriña los corazones, pero también guía los pasos. La Palabra de Dios está llena de consejo sabio sobre relaciones, dinero, tiempo, habla, trabajo, posesiones, sufrimiento y multitud de otros temas que la gente enfrenta. Su consejo es eterno y completamente aplicable. La Biblia ofrece sabiduría a aquellos que la buscan y predice la locura para quienes la resisten. La gente de la Biblia no es gente perfecta, pero tienden a volverse sorprendentemente sabios con el tiempo. Nosotros podemos ayudar a la gente a vivir sabiamente en tiempos confusos al ayudarles a obtener sabiduría de las Palabras del Único Sabio Dios.


La biblia escudriña los corazones, pero también guía los pasos.

Haga: Ayude a las personas a razonar a través de su situaciones desde los pasajes de la Escritura. Llévelos a Proverbios y los libros de la sabiduría del Antiguo Testamento para tomar buen consejo. También llévelos a la ley para que ver cómo Dios hizo a su gente distintos en sus acciones y decisiones. Llévelos a las historias para ver cómo la gente sabia e insensata toma decisiones. Llévelos a los profetas para ver como las acciones tienen consecuencias. Llévelos a las epístolas para ver cómo la gente del Nuevo Reino debe vivir en un mundo caído. Y llévelos a los evangelios para ver como Jesús (nuestra sabiduría), enseña y nos muestra la sabiduría perfecta en un mundo insensato.


La Biblia ofrece sabiduría a aquellos que la buscan y predice la locura para quienes la resisten.

Ocho: recuerde la Biblia como una dosis diaria de la realidad

Piense acerca de esto: La persona promedio pasa cada momento de sus horas despierto en un mundo hostil a Dios. Es un mundo lleno de mentiras, falsas promesas y felicidad temporal, pero con dolor eterno. La única cordura en este mundo se encuentra en las páginas de la Escritura. Es en las escrituras donde la vida cobra sentido, donde el universo es ordenado, y donde la luz supera a las tinieblas. Aun así muchos cristianos dependen enteramente de la exposición de la Palabra de Dios una vez a la semana el domingo para funcionar prudentemente en el caos. La gente que no lee su Biblia regularmente a menudo se queja que Dios parece distante e irreal. Eso no es porque Él se aleja o se esconde. Es porque su perspectiva de la vida está más moldeada por las maneras del mundo que por las realidades eternas. Es difícil tener los pensamientos de Dios cuando el ruido del mundo llena nuestras mentes. ¿No haría sentido darnos a nosotros mismos unos minutos de cordura diaria a través de la lectura de la Biblia?


La gente de la Biblia no es gente perfecta, pero tienden a volverse sorprendentemente sabios con el tiempo.

Haga: Dele a la gente tarea que les va a tener leyendo o estudiando la Biblia como disciplina espiritual regular. No haga de esto una manera de acercarse a Dios. Hágalo una manera de reordenar el espacio cerebral emocional y mental. Adapte las asignaciones para conectarlas con la circunstancia de la vida de la persona y la madurez espiritual. Hable de lo que ellos están aprendiendo, escuchando y pensando basado en lo que leen. Sea misericordioso si son inconsistentes pero diligentes en su acercamiento. Y no los comience en Levítico.


Únase a la conversación

¿Cómo mantiene su cabeza clara y su acercamiento fiel a sus convicciones de la consejería bíblica en la complicada experiencia del ministerio personal? ¿Qué recordatorios le ayudarán a ser consistente en su práctica de consejería bíblica?


Andy Farmer ha sido pastor en la Covenant Fellowship Church en Glen Mills, PA desde 1993. Él sirve a la familia de iglesias de Sovereign Grace en consejería bíblica y plantación de iglesias.


TRADUCIDO POR: MARTHA VELAZQUEZ

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS