• CCB

Manteniendo Bíblica su Consejería – Parte 1


Lo admito. Hay momentos en mi vida cuando la consejería se vuelve confusa. Las dificultades que las personas enfrentan cuando vienen a mi oficina pueden ser complicadas y difíciles de solucionar. Las personas quieren ayuda real y yo quiero dársela. Cuando los problemas son tan inmensos y el cambio es tan difícil, yo me puedo encontrar a mí mismo sutilmente desviándome de la sana consejería bíblica hacia respuestas prácticas y conversaciones morales para mantener a las personas moviéndose en una dirección positiva.


Con el pasar del tiempo he desarrollado algunos recordatorios que me ayudan a estar enraizado en la práctica de la consejería Bíblica fiel, cuando el pragmatismo quiere tomar su camino. Las siguientes son ocho maneras en las que evalúo lo que estoy haciendo cuando digo que estoy haciendo consejería bíblica. Se basan el uno en el otro de manera que me mantiene enfocado en lo que Dios me ha llamado a hacer como consejero bíblico. Incluyo una breve recomendación de cómo actuar en cada uno de los recordatorios para mantener lo bíblico en su consejería.


Voy a cubrir cuatro recordatorios en esta publicación y los otros cuatro en una publicación futura.


1. Recuerde que la Biblia es la autoridad cimentada y suficiente para toda su consejería.

¿Es de ayuda el acumular una reserva de sabiduría de casos que me van a guiar en como evaluar y resolver los problemas de consejería? Si lo es. ¿Es responsable explicar los factores mentales, emocionales y fisiológicos que pueden moldear las dificultades que las personas traen a la consejería? Ciertamente. ¿Es inteligente el tener estrategias prácticas para ayudar a las personas a lidiar con las cosas difíciles de la vida? Absolutamente. Pero si estos factores centrados en la persona empiezan a empujar la autoridad centrada en Dios y la suficiencia de las Escrituras en la periferia de nuestras metodologías, nos volvemos menos que consejeros bíblicos y, por lo tanto, menos que verdaderamente útiles.


Haga: Consistentemente estudie teología sana. Profundice en las doctrinas de la fe y déjeles profundizar en usted. Haga un compromiso de por vida de crecer en su entendimiento de la vida desde un punto de vista bíblicamente sano y centrado en el evangelio.


2. Recuerde que la Biblia es la historia que interpreta todas las historias.

Cuando usted usa la biblia en consejería ¿se encuentra con la tendencia de usar el mismo texto para todos los problemas? Es su consejo bíblico “plano” - ¿solamente se aplica a la historia de la persona como una túnica de la verdad “de talla única”? cuando usted le dice a las personas la verdad de Jesús, ¿ven ellos a Jesús en lo que usted les dice? Una buena consejería bíblica va a presentar y representar al Salvador como la respuesta personal y poderosa para toda la vida. Los resultados suceden en la consejería cuando el evangelio comienza a reinterpretar la historia de la vida de una persona a la luz de la redención gloriosa de Jesús.


Una buena consejería bíblica va a presentar y representar al Salvador como la respuesta personal y poderosa para toda la vida.

Haga: Regularmente estudie el evangelio y sus implicaciones para usted mismo. Aprenda a ser conversacional en el lenguaje del evangelio para que usted pueda ver y hacer conexiones significativas entre una persona con problemas y su Redentor.


3. Recuerde que la Biblia es la que define la relación de consejería.

¿Cuál es su papel en consejería? ¿Qué tan esencial se siente usted? ¿Qué tan esencial piensa su aconsejado que usted es? ¿Está la energía y esperanza para el cambio envuelto en su habilidad y percepción? Es muy fácil ponernos a nosotros mimos en el centro de la relación de consejería, pero nosotros nunca debemos ser indispensables.


Haga: Confiese regularmente su importancia propia como consejero. Confiese cuando sustituye un salvador complejo por un corazón de servicio. Confiese cuando usted ve su identidad siendo más moldeada por su efectividad como consejero que por su estado como hijo de Dios. Sea un buen confesor de sus debilidades y su desesperada necesidad de Cristo en todos sus esfuerzos ministeriales.


4. Recuerde que la Biblia es la Palabra del Espíritu.

Una de las maneras fáciles de perder sus aspectos como consejero es cuando usted olvida o no tiene en cuenta la actividad del Espíritu Santo en sus conversaciones. A menudo olvido que la persona más importante en el cuarto no se puede ver con el ojo natural. Jesús prometió que el enviaría al Espíritu Santo para guiarnos a la verdad. Y lo hizo. Él prometió que donde dos o tres se reúnen en su Nombre, Él está presente. Y Él está. Jesús prometió que Él estaría con sus discípulos hasta el fin, y lo estará. Abrir los corazones no es nuestro trabajo. El Espíritu Santo aplica la Palabra de Dios en los corazones de las personas de manera que nosotros no podemos. Independientemente de la habilidad con la que la usamos. Eso es realmente lo que queremos, porque el verdadero cambio duradero es lo que sucede cuando la Palabra iluminada por el Espíritu Santo tiene un efecto transformador en la vida de las personas necesitadas.


Haga: Ore fielmente por aquellos que usted aconseja. Ore por la persona y por la reunión con anticipación. Ore al comenzar. Ore en su Corazón durante la consejería. Ore al final. Ore por sus aconsejados cuando se le vengan a la mente. Y ore por usted mismo. Cultive un oído que escucha, no solo al aconsejado, sino al Espíritu consejero. Él está presente, Él es poderoso, y Él es capaz de hacer una diferencia.


En la siguiente publicación vamos a descubrir otros cuatro recordatorios:

Cinco: Recuerde la Biblia como indicativos aplicados

Seis: Recuerde la Biblia como imperativos aplicados

Siete: Recuerde la Biblia como sabiduría sana

Ocho: Recuerde la Biblia como una dosis diaria de realidad.


Preguntas de Reflexión

¿Cómo mantiene su cabeza clara y su acercamiento fiel a sus convicciones de consejería bíblica en la complicada experiencia del ministerio personal? ¿Qué recordatorios le ayudarán a ser consistente en su práctica de consejería Bíblica?


Andy Farmer ha sido pastor en la Covenant Fellowship Church en Glen Mills, PA desde 1993. Él sirve a la familia de iglesias de Sovereign Grace en consejería bíblica y plantación de iglesias.


TRADUCIDO POR: MARTHA VELAZQUEZ

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS