• CCB

No dejes de orar por el herido

Actualizado: 6 de dic de 2018



Orar por los amigos heridos, es una de las mejores formas de ayudarlos. Dietrich Bonhoeffer dice:  “El verdadero amor espiritual hablará de Cristo a otro hermano aún mejor de lo que un hermano puede decir de Cristo, se sabe que la forma más directa a otros es siempre a través de la oración en Cristo y que ese amor a otros depende totalmente de la verdad en Cristo”


Frecuentemente decimos a la gente (especialmente cuando no sabemos que más decir), “Oh…lo siento, estaré orando por ti”. Lo decimos para comunicarle nuestra preocupación y cuidado por ellos, pero ¿qué tan fieles y fervientes somos en estar orando por ellos? Si no lo eres, al igual que yo, entonces probablemente olvidaste tu promesa de orar por muchas de estas situaciones.


Cuando prometes orar por alguien mejor hazlo delante de él, ora justo ahí y en ese momento. Así cuando terminas una conversación en persona, o por llamada telefónica, diles a las personas que te gustaría orar por ellas en ese momento. Es increíblemente animador para el alma herida que un hermano o hermana en Cristo oren por ellos.


Cuando ores por la gente durante tu tiempo devocional, hazlo y coméntales. Comparte con ellos qué pasaje de la escritura usaste para orar por ellos y el contenido de tus oraciones. Quizá puedas enviarle una nota dejándoles saber lo que pensaste y oraste por ellos. Yo estuve muy agradecido de recibir este correo de Aarón un compañero miembro de la iglesia.


Pastor Dave:

Me gustaría tomar esta oportunidad para agradecer el tiempo y esfuerzo que han puesto en servir a nuestro gran Yo soy a través de servirnos a nosotros, están viviendo el testimonio de la gracia de Dios con todos los ancianos, pastores y equipo de la iglesia del Redentor Dubai. Han sido de enorme bendición para alguien como yo. Estoy tan agradecido con Dios por traerme a mi hogar aquí en Dubai- Iglesia del redentor en Dubai. Mi mayor bendición este año fue cuando Dios me trajo a la iglesia para reunirme con mis hermanos y hermanas en Cristo.


Siempre estoy esperando nuestra adoración reuniéndonos y siempre me sorprendo que esté cantando con toda la congregación sentando ahí escuchando el evangelio. Es tan sorprendente e increíble que alguien como yo pudiera ser llamado por Dios a su compañerismo y dentro del compañerismo de su gente. Muchísimas gracias, muchas, muchas gracias Estoy más que abrumado de gozo que no puedo explicar.


Estoy orando por usted y por la iglesia, que siempre Corroborados de toda fortaleza, conforme a la potencia de su gloria, para toda tolerancia y largura de ánimo con gozo; dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la suerte de los santos en luz. (Colosenses 11-12).


En Cristo  


Aarón.


Aarón me dejó saber que estaba orando por mí y me dejó saber el contenido de su oración, oró la oración de Pablo del principio de Colosenses para mí. Qué gloriosa oración en efecto. Considerando que tanto tu vida y la vida de otros pudieran ser transformadas si cada uno de nosotros hiciéramos como práctica regular el orar por las gente y hacerles saber que oramos.


Mi ejemplo favorito de esto en mi vida es una carta que Gloria me dio el día en que ambos nos graduamos del seminario. Yo había empezado el seminario cuatro semanas antes del día de nuestra boda, y el primer día ella escribió una oración por mi tiempo en el seminario. Ella la mantuvo en secreto por cinco años y así tomando mi mano justo antes de la ceremonia de graduación ella me pidió leerla. Me senté, mis ojos se llenaron de lágrimas mientras leía y recontaba sus oraciones a la fidelidad de Dios en esos cinco años. Era un camino rocoso pero Dios nos había preservado fielmente. Continuamente estábamos sin dinero y con necesidad de la provisión de nuestro Dios milagroso.


La enfermedad de mi brazo se agravó durante el último año, no podía escribir nada, mi esposa tenía que sentarse para escuchar el contenido de mi tesis de maestría y escribirla como yo lo decía. Leer las oraciones de Gloria para mí recordándome la firmeza de Dios en amarnos y preservarnos a través de este tiempo difícil, me llena de gratitud.


El apóstol Pablo fue asombroso con esto. Considere el ánimo que la iglesia de Filipo recibió de Pablo cuando les escribió y les dijo cómo había orado por ellos:


Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia. Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo. Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. (Filipenses 1:3-11)

Esto es algo especialmente dulce y animador escuchar el contenido de las oraciones de alguien para ti, los Filipenses debieron de haberse volcado en gozo de escuchar que Pablo estaba orando para que abundante amor más y más. Si eso no es ánimo de amar más, no sé qué entonces es.


Es importante y de mucha ayuda orar con oraciones basadas en las escrituras para nuestros amigos. En sus oraciones por los Filipenses Pablo no está simplemente orando por una comodidad si no que estuvieran listos para la realidad futura del regreso de Cristo, y al final de la oración pide que ellos sean llenos de fruto de justicia.


Él está orando por el fruto que pudiera resultar de la relación con Dios. Esta oración nos recuerda el fruto del espíritu mencionado por Pablo en Gálatas 5:22. Amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio.


La oración de Pablo para los filipenses es una oración de proporciones épicas. Pablo está orando que puedan vivir una vida santa, no que sean perfectos en la tierra sino que crezcan más para que sean como Cristo cada día, sabiendo que algún día ellos estarán parados frente a Dios en el juicio de Cristo. ¡Qué increíble oración!


Siga orando por sus amigos, comparta con ellos lo que está orando, haga oraciones bíblicas y ore persistentemente. Siga orando aun cuando parezca que nada está sucediendo, Dios puede hacer que el sol se mantenga firme, sanar a su amigo y puede hacerle crecer en su semejanza a Cristo.


Únete a la conversación


¿Cuáles son las formas en las que has intentado animar a otros a través de la oración?

0 vistas
logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS