• CCB

Cuatro objetivos realistas para el primer año de una iglesia que abraza la consejería bíblica

Actualizado: 29 de nov de 2019


Recientemente hablé con varias iglesias que habían llevado grupos a conferencias de capacitación en consejería bíblica o que habían adquirido un plan de estudios para desarrollar un proceso de capacitación al respecto. Desafortunadamente, muchos estaban frustrados porque habían tenido pocos resultados. Recibieron una enseñanza valiosa que querían implementar en su iglesia, pero les ha sido difícil desarrollar una estrategia para establecerla.


Como director ejecutivo de un centro de capacitación, a menudo escucho este tipo de historias, ya que muchas personas han asistido a cursos de consejería y están utilizando esas habilidades a medias, esto frustra a los pastores, y también a los centros de capacitación de consejería. ¿Qué debemos hacer al respecto? Las iglesias necesitan tener metas realistas para su primer año. Aquí les proponemos una secuencia de cuatro objetivos realistas.


Objetivo # 1 - Unificar el liderazgo alrededor de la visión

Muchas iglesias subestiman el desconcierto, la oposición y la controversia que presenta la visión de la consejería bíblica. Los ministerios laicos de consejería bíblica que fructifican, tienen un amplio equipo de liderazgo que abraza y apoya la visión. Por lo que antes de que un centro de capacitación implemente un entrenamiento de consejería, se deben tomar medidas para unificar el liderazgo de la iglesia local en cuanto a esta visión.


Cuando los líderes de la iglesia hablan sobre una visión de consejería bíblica, ¿hay oposición o acuerdo, dedicación o apatía, preocupación o compromiso? Una visión de consejería bíblica que se encuentre con oposición, apatía o incluso preocupación o temor, llevará más tiempo en implementarse. Seguir adelante con el entrenamiento de consejería bíblica sin tener una visión clara y un liderazgo unificado tendrá pocas probabilidades de éxito a largo plazo. Nuestro centro de capacitación considera que las conversaciones que tenemos antes de implementar la capacitación son cruciales para el éxito.


Objetivo # 2 - Implementar un proceso de capacitación y buscar asociaciones para la colaboración

Una de las ventajas de asociarse con un centro de capacitación es que brinda un nivel de recursos y experiencia que la mayoría de las iglesias que recién comienzan no tienen.


Busque asociaciones que:

· Te equipen para entrenar a tu gente

· Se alineen a la filosofía y cultura de tu iglesia

· Respondan a tus preguntas y te ayuden a resolver obstáculos para la implementación.

· Ofrezcan una variedad de recursos y capacitación continua para tu gente


Si las organizaciones de capacitación en consejería bíblica existen, es para ayudar a las iglesias a hacer y desarrollar discípulos; específicamente, equipando a los líderes de la iglesia para responder sabiamente a las luchas de un mundo herido. Seleccionar una asociación para el entrenamiento es un paso importante para una iglesia en el primer año. Busca referencias de personas que han entrenado y los resultados que han obtenido. ¿Tienes una relación y conexión con alguno de ellos?


Objetivo # 3 - Escribir un plan para el Ministerio de consejería bíblica

En cuánto a la administración de la iglesia algunos dicen que "Nada es oficial hasta que está por escrito". Más que capacitar voluntarios para una Escuela Bíblica de Verano de una semana, los ministerios de consejería bíblica requieren un mayor desarrollo, entrenamiento y proceso de ejecución. Además, cada localidad tiene diferentes necesidades. Durante el año pasado, capacitamos a grupos en el centro de la ciudad de Chicago, zonas rurales de Kansas, los suburbios de Minneapolis y el cinturón bíblico de Carolina del Sur. Todos enfrentarán diferentes obstáculos a medida que promuevan, implementen y desarrollen la consejería bíblica. Un buen centro de capacitación te ayudará a pensar cómo ejecutar y analizará el desarrollo de tu plan de ministerio. No tendrás todo desarrollado en el primer año, pero debes saber hacia dónde te diriges. Hay cuatro áreas clave que este plan debe abordar:


Liderazgo : ¿Tienes el liderazgo necesario para supervisar este ministerio? ¿Cómo rendirán cuentas y serán apoyados tus líderes? ¿Cuál será la estructura de liderazgo? ¿Cómo seleccionarás y entrenarás a los interesados?


Logística - ¿Tienes un plan y políticas claramente escritas? ¿Tiene un formulario de admisión que explique claramente qué es y qué no es el ministerio de consejería?


Legal - ¿Cómo protegerás tu iglesia, aconsejados y consejeros? ¿Conoces las leyes de tu estado? ¿Has revisado recursos sobre protección legal? ¿Tienes las políticas y la visión por escrito, y tienes un plan para comunicarlos claramente de manera regular?


Aprendizaje - ¿Cómo seguirán capacitándose tus consejeros? Dado que los buenos consejeros deben estar aprendiendo continuamente, ¿quién ayudará a tu gente a desarrollar sus habilidades y conocimientos de consejería? ¿Tienes una asociación en la que confíes para proporcionar recursos de consejería bíblica? Una asociación de calidad te ayudará a avanzar más rápido.


Meta # 4 - Determinar las primeras experiencias de ministerio

Una de las cosas más difíciles de equilibrar y una de las preguntas que más hacen a nuestro centro de capacitación es: "¿Cuándo están las personas listas para comenzar la consejería y cómo empezar a brindarles experiencia?"


La experiencia es necesaria para el proceso de capacitación porque una vez que las personas prueben los poderosos principios, a menudo se apasionarán. Además, es crucial que se enfatice la seriedad y la confidencialidad. Sin embargo, el mejor medio para equipar a los consejeros no es solo la capacitación en el aula, sino también mediante la observación y el involucramiento reales.


A continuación, se presentan cuatro modelos para fortalecer el compromiso de los líderes de la iglesia en el proceso de consejería, ayudando a los posibles consejeros laicos a dar el primer paso.


Ayudar con las asignaciones: los aconsejados pueden necesitar a un amigo sabio para ayudar a completar las tareas asignadas por el consejero. Este amigo le animará a rendir cuentas y le alentará, pero también aprenderá cómo ministrar a otros que atraviesan una lucha similar. Este podría ser el primer paso para identificar a ésta persona como un posible consejero laico en un futuro cercano, pero sin duda, ahora será un aliento para el aconsejado. "Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan." (Prov. 15:22 NVI).


Aconsejar con el testimonio: ¿Quién puede ayudar mejor a alguien que padece cáncer que una persona que vio la fidelidad de Dios en medio de la misma aflicción (2 Cor. 1: 3–7)? Aquellos con adicciones, luchas matrimoniales u otras dificultades son alentados y se les da esperanza cuando aprenden de aquellos que ya han experimentado una gran victoria (1 Cor. 10:13).


Consejería compartida: A menudo en la oficina de consejería se permite a los aprendices observar a un consejero experimentado y crecer en su propia capacidad para aconsejar. Inicialmente, éstos observan en silencio, pero con el tiempo se involucran más en el proceso. Los líderes con experiencia guían invitando a otros a unirse a ellos en las sesiones.


Ambiente Cordial: Especialmente en la consejería matrimonial, invitar a una pareja casada a ministrar a otra, ayuda a un matrimonio en dificultades. A menudo, el ambiente informal de una casa anima a una pareja a abrirse y compartir más libremente, algunos consejeros también se sienten más relajados y cómodos. Uno de los muchos estudios sobre el matrimonio puede servir como tema de charla y dar mayor seguridad a los nuevos líderes.


Conclusión

La consejería bíblica no es simplemente una posición doctrinal que una iglesia puede afirmar o negar, estamos llamados a ponerla en práctica y a participar en la batalla con ayuda y esperanza con aquellos que están luchando. Si estás comprometido con la filosofía de consejería, sigue trabajando hacia la práctica. Si necesitas ayuda, comunícate y busca el consejo de otras personas que hayan recorrido este camino anteriormente.


Preguntas para la reflexión

¿En qué parte de la implementación de la consejería bíblica, está tu iglesia? ¿Qué plan tienes para lograr tus metas este año? Si no has pasado de la teoría a la práctica de la consejería bíblica, ¿qué está deteniendo la visión?

Dr. Tim Allchin es el Director Ejecutivo del Centro de Consejería bíblica, con seis oficinas en el área de Chicago. Tim regularmente enseña cursos de consejería bíblica y ayuda a las iglesias a desarrollar ministerios de consejería bíblica. Tiene un Doctorado en Ministerio del Seminario Teológico Bautista Central y un Maestría en Divinidades del “Trinity Evangelical Divinity School”. Está casado con Heather, tiene dos hijos y vive en Wheaton, IL.


Traducido por: Gryndi Evia


Nota: La Conferencia #ConTuConsejo20 está para ayudarte a abrazar e implementar la Consejería Bíblica como el ADN de tu vida y de tu iglesia local.

Más información en: www.contuconsejo.com


logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS