• CCB

Jugando a las citas: 10 cosas mundanas que hacen los solteros


Mira la típica iglesia evangélica y encontrará solteros que tienen citas. Detente y mira de cerca por un momento. Muchos de sus hábitos de citas son modeladas por pensamientos mundanos. El diablo probablemente se está riendo de nosotros. Realmente no tiene que hacer nada para despertar un lío en nuestra cultura de “citas evangélicas”. Hemos creado nuestro propio desorden en este aspecto pensando más como todo el mundo que como cristianos.


Aquí hay una muestra de lo que nos referimos:


1. Territorialismo: Declaras tu interés por alguien para impedir que otros se interpongan en tu camino. Les dices a tus amigos que estás interesado en cierta persona que ha llamado tu atención. Y haces esto para conseguir preferencia en la persona. Declarando tu interés, estás entorpeciendo el camino para cualquier otra persona que se le quiera acercar. Sin embargo, debido a tu nerviosismo, o porque has estado muy ocupado, no has gastado el tiempo que se necesita para conocer a la persona, o lo que es más importante pedirle una cita. Estás lento en hacer algo al respecto, y evitas que todos los demás persigan a esa persona, ya que no quieren herir tus sentimientos. Nuestro consejo para ti: Toma una decisión. Necesitas hacer algo sobre la relación, o retroceder para que alguien más pueda iniciar con la persona.


2. Parálisis: Ustedes (hombres) dudan en iniciar debido al temor de la naturaleza del alto riesgo de las citas. En esta situación, tienes miedo de iniciar y pedir una cita a la chica. Puede ser que simplemente estás siendo pasivo y necesitas tener algo de valor. O bien, podría preocuparte que cualquier interés mostrado se pueda confundir con algo más, y que en la primera cita tienen que terminar con una propuesta de matrimonio.


Tanto para los hombres solteros como para las mujeres que están considerando salir, recuerden por qué damos una cita, para determinar con cuidado y en oración si es la persona con la que Dios quiere que se casen. Por lo tanto, en lugar de dejar que el miedo te paralice antes de iniciar o dar una oportunidad a la relación, ora por ello, haz todo lo posible por llegar a conocer a la persona, obtén consejo sabio, y luego ¡inténtalo! Los hombres, no tengan miedo de correr el riesgo. Un montón de mujeres te darían una oportunidad, pero tú no tienes las agallas para invitarlas.


3. Estrechez: Estás tan fijado en salir con una persona que te pierdes a otra justo frente a ti. Ya sea que estés esperando salir con alguien específico por primera vez o con la esperanza de volver a salir con alguien con quien saliste antes, a veces no puedes sacar a esta persona de tu mente. Estás demasiado preocupado con una persona te hace ser ciego a otras posibilidades. Tal vez tienes tu lista de características admirables que deseas en tu cónyuge, y estás esperando alrededor de la persona que se ajuste a ese perfil. Si otra persona viene y no encaja, tú dices: "No". No puedes quejarte de que nadie nunca te pide una cita, cuando en realidad deberías estar diciendo: "Mi persona ideal nunca me invita a salir/o acepta salir conmigo". Esto no quiere decir que no pueda gustarte alguien específico; no quiere decir que no puedas salir con alguien con quien rompiste hace poco, es simplemente un recordatorio de estar abierto. Quién sabe, tu futuro cónyuge puede ser alguien justo delante de ti.


4. Stalkear: Pensando que necesitas saber todo acerca de esa persona antes de salir. Tomar el tiempo para observar a alguien antes de salir es algo importante que hacer. Pero, es un poco raro cuando un extraño se acerca a ti y dice: "Sabes, te he estado observando y he llegado a la conclusión de que serías una gran esposa para mí.” Este enfoque probablemente no te va a ayudar a encontrar cónyuge; probablemente te arrestarán.


Entonces, ¿cuáles son las cosas que puedes hacer para evitar que te corten de golpe?

  • Salgan en grupo: Esta es una forma natural de conocerse sin el enfoque uno-a-uno, además pueden ver cómo interactúan y cuidan a los demás a su alrededor.

  • Sé un amigo: Relaciónate con él/ella como lo harías con cualquier otro amigo. Recuerda que es tu hermano o hermana cristiana y es bueno para ti tratarse como tal. Debería ser normal que tengas buenas amistades con hombres y mujeres donde se cuidan unos a otros como hermanos y hermanas fuera de un contexto romántico.

  • Hablen con otros que los conocen bien.


5. Evangeligar: Salir con un no cristiano en la esperanza de que se convertirá en un cristiano, mientras salen. Esto puede ser tentador por varias razones: Pasas mucho tiempo con no cristianos en el trabajo, la escuela o tu vecindario; Estás recibiendo más atención de los no cristianos que de los cristianos; Te convertiste en un cristiano mientras estabas saliendo con alguien y ahora es difícil de romper. Independientemente del por qué, es un buen deseo ver a alguien confiar en Cristo, pero mezclar una relación de citas con el evangelismo puede ser confuso y nubla la decisión de la persona considerando las demandas del cristianismo. La Biblia es clara cuando dice que es pecado [1] unirse en yugo desigual, de esta manera para el matrimonio, no tiene sentido entrar en la más íntima de las relaciones cuando no comparten o concuerdan sobre lo que es más importante.


6. Falta de claridad: Ustedes (los hombres) son vagos y ambiguos acerca de sus intenciones para la relación. No tomas el tiempo para definir intencionalmente las expectativas para la relación. Mantienes la relación perpetuamente sin definir. Tal vez esto es porque no sabes lo que quieres, así que evitas decir algo que defina la relación. Tal vez es porque quieres los beneficios de una relación de citas sin el compromiso. Chicos: Una parte de madurar y ser un hombre piadoso es estar claro acerca de tus intenciones desde el principio. No encadenes a una chica siendo ambiguo. Le haces un daño terrible a su corazón.


7. Prueba de manejo: Coqueteo y vulnerabilidad antes de salir. Yo (Deepak) recuerdo hace varios años que estaba hablando con un hombre soltero que había estado hablando, enviando correos electrónicos y mensajes de texto extensivamente con una joven dama en nuestra iglesia. Había estado pasando mucho tiempo conociéndola y haciendo preguntas profundas para hacerla vulnerable y abrirse a él. Pero aquí está lo peor: Todavía no estaba seguro si quería salir con ella. Todavía estaba evaluando. Él abre su corazón, la deja expuesta, y todavía no está seguro de su decisión. Lamentablemente, ella lo aceptó porque estaba realmente interesada en él. Todavía estaban en la etapa de amigos sin haber hecho ningún tipo de compromiso. Chicos: Tómense su tiempo para conocer a alguien que les interesa, pero tengan mucho cuidado con cuánto le piden a una chica que sea vulnerable. Demasiada vulnerabilidad en una relación es probable que conduzca a un divorcio emocional cuando las cosas no funcionan. Después de un tiempo de conocer a la chica, sé lo suficientemente valiente como para comprometerte con la relación (y comunicar tus intenciones) o muévete de ahí. No pruebes para luego rechazarla.


8. Mantener demasiados "ponis" en el establo: Ustedes (mujeres) aprovechan el hecho de que los hombres están interesados. Eres una mujer atractiva que tiene varios hombres que te piden salir. En lugar de escoger uno y quedarte con él, decides echar un vistazo a cada uno de ellos. Prefieres no comprometerte porque estás constantemente esperando a que el tipo "correcto" aparezca. Te gusta mantener un par de "ponis" en el establo porque quieres mantener tus opciones abiertas. Una mujer comentó después de salir a cenar con un tipo diferente cada noche: "Al fin y al cabo, una chica tiene que comer, ¿no?" Mujeres, por favor no hagan esto. Cuando aprovechas el interés de un hombre, estás defraudando a ese hombre (1 Tesalonicenses 4:6). Desde el principio, necesitas entrenar tu corazón para estar comprometido con un solo hombre. Esa es una buena preparación para el matrimonio. Mantener tus opciones abiertas muestra que no puedes confiar en Dios en tus relaciones de pareja (Proverbios 3:5-6), y que eres más egoísta de lo que podrías querer admitir.


9. Promiscuidad: Tomar ahora lo que sólo pertenece al matrimonio. El sexo es un privilegio del matrimonio. En nuestra cultura sobre-sexualizada, estamos constantemente tentados por la lujuria porque estamos rodeados de imágenes tentadoras por todas partes. Las parejas pueden racionalizar rápidamente el sexo antes del matrimonio: "Sólo esta vez." "Nunca lo haremos de nuevo." "No estamos teniendo relaciones sexuales, así que ¿qué importa?" "La amo, así que quiero expresarlo. "Si no lo hago, él no se quedará conmigo". Ninguna de estas mentiras importa cuando consideras a nuestro Dios santo cuya ira contra el pecado debe hacernos temblar. Jesús nos recuerda en las bienaventuranzas: "Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios" (Mateo 5:8). No cedas a las presiones de la cultura (o tal vez las presiones de tu novio) a ser sexual en tu relación. La pureza es una batalla digna simplemente porque Dios la pide de nosotros (1 Tesalonicenses 4:3). No pretendas estar casado y robar los privilegios del matrimonio cuando están solo saliendo.


10. Egoísmo: Desear tanto estar casado que te preocupas, pero sólo por ti mismo. El matrimonio es un ídolo para ti, y tú engranas toda tu vida alrededor de la esperanza de casarte. Esencialmente eso significa que estás construyendo tu vida alrededor de una persona llamada “tú”. ¿Cómo sabes si estás siendo egoísta en tus hábitos de citas? Considera tres preguntas que pueden ayudarte a evaluar esto:

  • ¿Estás pensando sólo en lo que quieres en lugar de lo que es bueno para la otra persona? Filipenses 2:3-4: "No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás."

  • ¿Estás actuando como casado cuando no lo estás? En otras palabras, ¿está expresando intimidad con palabras, actos o afecto físico antes de comprometerte? Cantares 2:7b. "…No despierten ni hagan velar al amor, hasta que quiera."

  • ¿Estás ignorando el consejo de otros para conseguir lo que quieres? Proverbios 18:1: "El que es egoísta sólo piensa en sí mismo y no acepta ningún consejo."

Podríamos darles muchos más ejemplos, pero esto nos da una buena muestra de las cosas que pueden salir mal. Por lo tanto, la pregunta del millón de dólares es: ¿Qué puedes hacer al respecto?

  • Comienza a pensar claramente como un cristiano. Si confías en que la Palabra de Dios es suficiente, entonces vas a tener algo que decir sobre todo, incluyendo las citas. Busca los principios bíblicos que harán que tu pareja sea más cristiana que mundana. Leer la Palabra de Dios es un buen punto de partida.

  • Encuentra algunas parejas mayores en tu iglesia y pida ayuda. Hay mucha sabiduría que se necesita en las relaciones de citas. No trates de resolver esto por tu cuenta. Encuentra una iglesia con mentalidad de evangelio, únete a ella y luego pide ayuda. Las citas no deben ser un esfuerzo individualista, sino un esfuerzo en comunidad.

  • Pastores: Tómense el tiempo para enseñar sobre las citas. Cuando los pastores nunca dicen nada acerca de las citas, los solteros se dejan guiar por sí mismos. Los solteros respiran el aire cultural de citas mundanas todo el tiempo, por lo que los pastores necesitan enseñarles cómo las citas cristianas pueden ser diferentes.

Únete a la conversación

¿Qué consejo bíblico adicional darías a los solteros sobre citas?


[1] 1 Corintios 7:39b. "Ella queda en libertad de casarse con cualquier hombre, con tal de que sea cristiano.". También, 2 Corintios 6:14.


Deepak Reju (M.Div., Ph.D.) es un pastor, consejero, padre de cinco hijos y esposo de su querida esposa, Sarah.



Este artículo tiene como co-autor a Zach Schlegel:

Zach Schlegel es esposo de Katie con quien tiene un hijo llamado Hudson. Trabaja en la Iglesia Bautista Capitol Hill, donde actualmente se desempeña como pastor asistente.





Traducido por: Miguel Linares

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS