• CCB

Luchando contra la pornografía: guía práctica para jóvenes


En la cultura sexualizada en la que vivimos hoy, la exposición a la pornografía parece casi inevitable en el día a día de un joven [1]. El engaño de la inmoralidad sexual y lo que implica para la vida de un joven puede llevarlo por un camino de dolor y dificultades. ¡Hay esperanza! Los jóvenes viven una época con mucho potencial y no necesitan limitarse por las consecuencias de una vida en pecado. Por lo tanto, el joven que se decide a darle batalla a la pornografía siguiendo el diseño de Dios encontrará ayuda para su vida diaria y al mismo tiempo construirá bases sólidas para el resto de su vida. Sin embargo, el desaliento y el engaño en este proceso puede llevar a una derrota rápida, aun antes de que la batalla comience. Este artículo está hecho para ayudar a los jóvenes a obedecer 1 Corintios 6:18-20 y 1 Tesalonicenses 4:1-8 a través de esta guía práctica con tácticas para batallar la pornografía y volverse a Dios y llevar una vida provechosa en una cultura hipersexualizada [2].


Pedir ayuda a Dios y a los amigos

Pedir ayuda es difícil. Sin embargo, la reacción más poderosa ante la pornografía es pedir ayuda a Dios. Los seres humanos no pueden combatir los deseos de la carne sin que Dios obre. Solo a través del poder transformador del evangelio, los deseos pueden ser reformados. Por lo tanto, lo fundamental en la batalla contra la pornografía es reconocer que no se puede batallar solo. Dios está siempre presente y puede darnos gracia y ayuda en momentos de necesidad. Humillarse y elegir la dependencia por sobre la independencia aleja el corazón de los engaños de una vida llena de pornografía.


La pornografía se gesta en el engaño y lo secreto. Por otro lado, hay un efecto transformador cuando se vive en la verdad. Para muchos jóvenes, lo más difícil en esta lucha en contra de la tentación es compartirla con un amigo de confianza. Sin embargo, Dios ha diseñado la vida para compartirla con otros y construir relaciones significativas con el compromiso de la santificación mutua. La correcta rendición de cuentas no es grupo de autoayuda itinerante sino una relación de confianza y seguridad en donde se le rinde cuentas solo a Dios [3].


Desintoxicarse del mundo digital

El mundo digital es un indicador falso de la realidad. Se puede acceder a la ideología pornográfica a través de todos los medios de comunicación. Limitar intencionalmente por unos días el tipo y la cantidad de tiempo en frente de una pantalla puede ser de mucha ayuda. Esto comprenderá planificación y comunicación. Desintoxicarse del mundo digital da la oportunidad de recalibrar la realidad y renovar la mente para intentar vencer la tentación. No subestimes la influencia que puede tener acceso habitual a los medios de comunicaciones en un corazón expuesto y en crecimiento. Salir intencionalmente del buscador y reemplazar ese tiempo con la búsqueda y disfrute de las cosas de arriba le dará al joven la oportunidad de reacomodar sus gustos; disfrutar las cosas de arriba y no desear lo que aparece inmediatamente adelante de ellos.


Conseguir un reloj despertador

Debemos admitir que luchar contra la tentación sexual es más difícil cuando se está cansado. Muchos jóvenes usan el teléfono como despertador y lo tienen al lado de su cama durante la noche. Por defecto, se convierte en lo último que se mira a la noche y lo primero que se mira en la mañana. Cargar el teléfono en otra habitación y comprar un reloj despertador permite que la primera cosa que se haga en el día sea mirar a Dios y pasar tiempo con El a través de la lectura de la palabra y la oración, y no en la pantalla del teléfono. La lucha en contra de la pornografía es más efectiva en el momento. Preocuparse por el pasado o estar ansioso por el futuro solo distrae y desanima a quien esté decidido a vivir en santidad en el presente. Por lo tanto, comenzar y terminar el día cuidando la salud física y espiritual lo prepara mejor para comprometerse diariamente a andar en integridad sexual.


Practicar la regla de los 15 minutos

La regla de los quince minutos es una herramienta práctica para ayudar a los jóvenes a no pensar en el momento y pensar su realidad de una manera bíblica. Muchos jóvenes quieren tener autocontrol en el área de pureza sexual por al menos 15 minutos. Practicar la regla de los quince minutos conlleva varios pasos.


Primero, pronostica como sería tu vida luego de ceder a la tentación. Describe los sentimientos y las consecuencias. Segundo, pronostica como sería tu vida luego de rendirte a las promesas de Dios. Describe los sentimientos y las consecuencias. Contrasta las respuestas que motivaron estas acciones. ¿Cómo Dios y sus promesas responden a la tentación sexual? ¿Cuál es la diferencia con las promesas del mundo? ¿Cuál es mejor y por qué? Tercero, prepara pasos prácticos para batallar contra la tentación sexual que sean útiles en todas las áreas de la vida: física, social y espiritual. ¿Qué expresiones de la gracia de Dios pueden aplicarse en los momentos de tentación sexual? ¿Cómo pueden priorizarse esas expresiones para captar la atención por al menos 15 minutos?


La preparación y práctica de la regla de los 15 minutos ayuda a los jóvenes a analizar las consecuencias y las motivaciones de la tentación sexual, además le provee un plan práctico para responder en lugar de reaccionar. Puede tomar tiempo desarrollar y mejorar este plan con la experiencia. Lo más desalentador en esta lucha es fallar. Y cuando fallan, es muy fácil que los jóvenes se metan en un agujero de autocompasión. La cuestión no es que el joven peque, sino en cómo se responde ante el pecado y cómo esta respuesta hace la diferencia en un cambio duradero. El arrepentimiento ante Dios y la confesión a los afectados directamente por el pecado proclama el mensaje y la obra del evangelio; no hay que desanimarse. El efecto acumulativo de buscar la santidad con un corazón de adoración, en el momento de la tentación, dará beneficios más allá de los 15 minutos de prueba.


Disfrutar la vida

Hay que ganar experiencia en disfrutar la realidad de la vida bajo el cuidado de Dios. Salir, compartir una comida con un amigo, tener un pasatiempo, hacer ejercicio y andar con miembros fieles de la iglesia son todas las cosas que Dios ha creado para disfrutarlas. La mayoría de las veces, cuando un joven comienza a revitalizar su alma y disfruta del mundo tal como Dios lo ha creado, se dan cuenta de que la santidad sabe mejor que los placeres fugaces del pecado. Lo pecaminoso del pecado no es el placer, sino la promesa de satisfacción. Con el tiempo, el joven comenzará a ver que no hay necesidad de ponerle un tinte sexual a las cosas para poder disfrutarlas. Buscar las expresiones de la gracia de Dios en obediencia amorosa en momentos de la vida cotidiana traerá la máxima satisfacción.


Pregunta para reflexionar

¿Cuáles son las estrategias para luchar contra la pornografía que te han ayudado en tu vida?


[1] Raising Kids in a Screen Saturated World de Eliza Huie es un libro útil que sirve de guía para la crianza de niños en una cultura digitalizada. Es un trabajo perspicaz y práctico para aquellos que les preocupa este tema con respecto a los jóvenes.

[2] Finally Free de Heath Lambert es recomendable leerlo en el marco de un estudio bíblico dirigido a personas, de todas las edades, con luchas con la pornografía. Además, es recomendable Rescue Plan de Jonathan Holmes and Deepak Reju que se publicará pronto.

[3] Hay varios programas de internet para rendir cuentas (como Covenant Eyes) y ayudan a dar apoyo a quienes luchan con la pornografía. Estos programas son útiles, pero se debe priorizar las amistades confiables de rendición de cuentas para lograr un cambio duradero.


Joe Keller Actualmente, se desempeña como Director Ejecutivo Asociado de las escuelas Grace Brethren en Simi Valley California y enseña en el Departamento de Consejería Bíblica en The Master's University.


Traducido por: Ana Luz Herbel

657 vistas
logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS