• CCB

Recordatorios para el arte de construir relaciones


Las relaciones, son un tema interesante. Las relaciones pueden asumir varias formas y grados de cercanía, debido a la diversidad de personas, costumbres y culturas. Cuando sea y donde sea que encuentres al menos dos personas, puedes encontrar la belleza y los desafíos de las relaciones. Este tema merece nuestra atención. De hecho, es debido a las cosas en común y el propósito de las relaciones que los cristianos deben ser conscientes de sus peligros potenciales para estar listos para disfrutar de sus bendiciones potenciales.


La diversidad de las posibles relaciones, me hacen pensar que, edificar relaciones no es el resultado de una técnica específica o receta infalible. En cambio, hay un arte para la construcción de relaciones que necesita ser progresivamente dominado bajo la guía del Único Maestro Verdadero. Si vamos a hacer esto bien, necesitamos que Su verdad guíe nuestra construcción de relaciones. Considere algunos recordatorios importantes:


1.- Revisa tus expectativas

La incomodidad de ciertas situaciones en un contexto de relación proviene de la diferencia entre las expectativas y la realidad. Aunque esperamos felicidad e intimidad, podríamos experimentar tristeza y división.


Las relaciones deben ser perseguidas para construir los propósitos del Reino de Dios, no los nuestros.

Debemos reconocer cómo nuestras expectativas, basadas en nuestros ideales, pueden ser formadas por el mundo a nuestro alrededor. Por ésta razón, nuestros corazones nos pueden engañar. Nosotros podemos pedir un sentir de paz lejos del Príncipe de Paz. Podemos buscar felicidad en la creación más que el gozo por servir al Creador. Erramos al ver oportunidades para dejar la verdadera paz en medio de los juicios con personas difíciles.


La palabra de Dios nos habla entre muchas otras cosas, sobre la naturaleza humana, nuestras necesidades y la venida de Jesús. La triste realidad que experimentamos en las luchas en nuestras relaciones es la razón por la que tenemos el evangelio, no simplemente por un sueño frustrado de la felicidad personal. Jesús vino porque nosotros no somos lo que supuestamente deberíamos ser. “Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Corintios 1:30)


Es el mensaje del evangelio que informa nuestro amor por las personas.

Cuando nos encontremos en relaciones difíciles, debemos de recordar: ¡Jesús vino por nuestro quebrantamiento! ¿Necesitamos sabiduría? ¡Jesús es toda la sabiduría que necesitamos! ¿Somos culpables de romper relaciones por causa del pecado? ¡Jesús es toda la justicia que necesitamos! ¿Anhelamos deseos pecaminosos en las relaciones? ¡Jesús es toda la santidad que necesitamos!


2.- Las relaciones pertenecen al reino de Dios, no al tuyo.

Debido a las expectativas equivocadas, también creamos objetivos erróneos que se alcanzan a través de un comportamiento incorrecto. Todos están conectados, mostrando nuestra necesidad de una visión bíblica de las relaciones.


Es el amor de Dios el que fortalece nuestro amor por personas difíciles en situaciones difíciles.

Las relaciones sirven a un propósito más grande que nuestra comodidad y facilidad. Las relaciones deben ser perseguidas para construir los propósitos del Reino de Dios, no los nuestros (Romanos 11:36). Por lo tanto, cuando nos enfrentamos a relaciones difíciles, debemos recordar que Dios está a la altura de algo, algo bueno (Romanos 8:28-29). Aunque las relaciones pueden ser bastante desafiantes, están bajo el control soberano de Dios, sirviendo a Su buen plan para nosotros. ¿Qué está haciendo Dios a través de nuestros desafíos relacionales? Él está trabajando en una obra de arte, nuestra semejanza con Su Hijo, Jesucristo.


3. Recuerda la razón última para amar a la gente

El evangelio es un mensaje de la iniciativa de Dios. Dios tomó la iniciativa de amarnos. Cuando estábamos perdidos y llenos de odio, Él tomó la iniciativa y vino a nosotros y por nosotros (Romanos 5:8). Él nos amó primero. Él nos amó perfectamente. Así, amamos a las personas por Su amor (1 Juan 4:19). Es el mensaje del evangelio que informa nuestro amor por las personas. Es el amor de Dios el que fortalece nuestro amor por personas difíciles en situaciones difíciles. Hay libertad en el evangelio. No estamos atrapados en circunstancias desagradables; a través de Cristo somos libres de amar a las personas difíciles. Esto no es fácil, pero es sobrenatural.


A través de Cristo somos libres de amar a las personas difíciles. Esto no es fácil, pero es sobrenatural.

Debemos de disfrutar las relaciones. Aún si son difíciles, se nos presentan con la razón de recordarnos el evangelio.


La gente está rota, por eso Jesús vino. Podemos difundir sus Buenas Nuevas de una manera poderosa a través de nuestras palabras y amor inspirados por el evangelio.


Únete a la conversación

1. ¿Cuáles son algunas verdades adicionales sobre las relaciones que te ayudan a perseverar a través de los desafíos relacionales?

2. ¿Cómo animas a alguien que lucha (con desesperación, desaliento o pesimismo) en el contexto de las relaciones?


Alexandre "Sacha" Mendes es pastor de la Iglesia Bautista Maranatha en Sao Jose dos Campos, Brasil. También se desempeña como Director de visión y expansión de la Asociación Brasileña de Consejeros Bíblicos (ABCB) y en la junta de Directores de la Coalición Consejería Bíblica (BCC).


Traducido por: Mar Lopez

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS