• CCB

Sexo en un mundo quebrantado: Cómo Cristo redime lo que el pecado distorsiona


Engaño

Un factor importante en el pecado sexual reside en su naturaleza altamente personal, que alienta a encubrir el secreto. Muchos cristianos evitan el tema del sexo, especialmente en entornos de iglesia o grupos de estudio bíblico. Desafortunadamente, esa misma evasión contribuye a la locura sexual actual que domina nuestra cultura. Paul David Tripp en su nuevo libro “Sexo en un mundo quebrantado”, identifica acertadamente el engañoso velo del pecado sexual como precipitante de su expansión desenfrenada, no solo en el mundo, sino también en los círculos cristianos. "Todo se ve afectado por la caída", escribe Tripp.


"Si no entiendes tu dirección, vivirás con todo tipo de expectativas poco realistas, y serás demasiado ingenuo… Debes entender mejor, y ayudar a los que se te confiaron a comprender… ese quebrantamiento no solo vive fuera de ti sino también dentro de ti. Esto es importante de obtener, porque el quebrantamiento interno te enganchará a las tentaciones externas "(p.19).


El pecado sexual niega fundamentalmente la gracia de Dios.

Este mensaje suena a través de los escritos de Tripp, desplegando un evangelio robusto y haciendo ricas aplicaciones. Tripp es un maestro en la presentación de escenarios cotidianos que resuenan con sus lectores y los deja con hambre de solución. El evangelio mismo no es nuevo, pero ¿cuántos de nosotros hemos considerado que el pecado sexual niega fundamentalmente la gracia de Dios?


"El sexo te vende la mentira de que el placer físico es el camino hacia la paz espiritual. El sexo es el trabajo de las manos del Creador, pero tiende a prometerte lo que solo el Creador puede ofrecer. Es hermoso en sí mismo, pero se ha vuelto distorsionado y peligroso por la caída " (p.30).


Enfoque

La gran cantidad de viñetas de Paul Tripp nos tocan muy de cerca, incluyendo la descripción que hace del camino gradual de un hombre a través del autoengaño, lo que lleva a la captura de su corazón y su caída en el adulterio. Él explica,


"La lucha por la pureza sexual no es tanto una lucha contra el sexo sino contra la propensión de nuestros corazones a vagar, es decir, con la tendencia de cada pecador a buscar la realización del corazón donde no se puede encontrar" (p. 154).


Por lo tanto, Tripp toma un enfoque diferente al de otros libros sobre sexo. No ofrece descripciones de las partes y funciones del cuerpo, ni tampoco técnicas. Por el contrario, apunta a las motivaciones y los engaños que llevan a la mente y al corazón a la esclavitud. Al creer que la educación y el cambio de comportamiento son efectivos solo cuando el corazón y la mente están informados por el evangelio, Tripp se enfoca allí.


Esperanza

A pesar de que establece la desolación de nuestra locura sexual, "Sexo en un mundo quebrantado" ofrece esperanza en cada página. Tripp revela la omnipresencia del error humano, el deseo insípido, el pensamiento dicotómico y los corazones errantes. Pero invita a su audiencia a reconocer a Dios en el centro del desastre, ofreciendo gracia como Creador, Dueño y Redentor de la humanidad. Los lectores se verán atraídos por las historias, y cautivados por el evangelio que presenta a Dios como el héroe sin igual y el único digno de adoración.


El Evangelio contrarresta la locura sexual

Los consejeros bíblicos no se sorprenderán al escuchar que la discusión de Tripp se dirige directamente a los deseos del corazón, pregonando el tema dominante, "el sexo no se trata de ti" y un claro llamado a la responsabilidad personal: "Tienes que enfrentar el hecho de que tu cuerpo irá a donde tu corazón ya se ha ido"(p. 63). Si bien sus argumentos pueden sonar familiares, su aplicación al pecado sexual es llamativa y conmovedora. Los aconsejados cuyos corazones han sido capturados por el pecado sexual se encontrarán ayudados por la sinceridad precisa que demuestran la relevancia y necesidad del evangelio. El lector ya no creerá que el cambio por uno mismo es posible. Pero ese mensaje está empapado de esperanza porque la presencia de Dios y el sacrificio efectivo de Cristo son centrales para la discusión.


Tu cuerpo irá a donde tu corazón ya se ha ido.

Los últimos dos capítulos de "Sexo en un mundo quebrantado" valen el precio del libro. Tripp presenta una 'lista de pensamientos' con verdades del Evangelio para declarar las mentiras que conducen al pecado sexual. Por ejemplo, Tripp presenta las siguientes afirmaciones negativas:

- "No tienes que avergonzarte de que seas un ser sexual" (p. 152).

- "No tienes que negar que eres un pecador" (p.154).

- "No tienes que pelear tu batalla solo" (p.159).


Luego concluye con algunas afirmaciones positivas, que incluyen:

- "Tengo todos los recursos que necesito" (p 173).

- "Hay alguien que me entiende" (p.175).

- "El cambio es posible para mí" (p. 176).

- "La debilidad no es mi gran problema, mi ilusión de fortaleza si lo es" (p.177).


Conclusión

"Sexo en un mundo quebrantado" examina el problema de la locura sexual a través de la gran lupa del evangelio, abriendo los ojos de los engañados al iluminar la belleza de la verdad sobre la sexualidad, su conexión con el Creador y sus propósitos más amplios. Tanto el consejero bíblico como el aconsejado encontrarán abundante material para definir el sexo bíblico y para ofrecer gracia al exponer la trampa oscura del pecado sexual y cómo su engaño captura los corazones. Debido a que el problema se desarrolla claramente entre el pecador y Dios, el lector se ve obligado a enfrentar su propia culpabilidad sin señalar las fallas de los demás: una gran fortaleza de este libro.


La debilidad no es mi gran problema, mi ilusión de fortaleza si lo es.

Los libros de Paul Tripp proclaman un tema reconocible: el evangelio es absolutamente esencial y relevante en nuestro mundo insensato. Cada corazón humano es implacablemente propenso a vagar, pero el mensaje de redención ilumina la mente y el corazón con la verdad que nos libera. No conozco ningún otro libro que presente tan profunda y efectivamente la cruz de Jesucristo como la respuesta a la locura sexual.


"Su cruz me asegura que ya tengo en mi almacén espiritual personal todo lo que pudiera necesitar. ¿Sería posible predicarme eso demasiado a mí mismo?" (P.174)... no somos dejados a nuestra propia insensatez. Hay Uno que es sabiduría, y que nos regala sabiduría que nunca tendremos sin Él. Necesitamos contarnos, esto una y otra vez "(p.179).


Estoy de acuerdo.


Nota del personal de CCB: "Sexo en un mundo quebrantado: Cómo Cristo redime lo que el pecado distorsiona" se puede comprar en Amazon en el siguiente enlace: https://amzn.to/2V9J36Y

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS