• CCB

10 Maneras de Mentir Sobre tu Adicción


Si todo este proceso pudiera ser resumido a un solo paso, sería este – sé honesto. La honestidad puede ser más difícil que la sobriedad. Ante el riesgo de ser ofensivo, no puedes ser un buen adicto sin ser un buen mentiroso. No llegarás muy lejos en el proceso si no puedes cubrir tus huellas. Una vez que estás en adicción, las mentiras que has dicho comienzan a volverse barrotes en tu pequeña prisión personal. La honestidad es la “técnica” número uno para emanciparte de la adicción.


Las mentiras más peligrosas son las que crees en verdad. La primera persona con la que debes ser honesto es contigo mismo. Cuando crees tus propias mentiras, estas se vuelven más convincentes para los demás y las mentiras vuelven inválida la motivación necesaria para estimular el cambio.


“Cuando la mentira se vuelve tu idioma natal, estás en problemas (p. 33)… Mientras más mentiras dices… más mentiras crees (p. 36).” Ed Welch en Encrucijada: Una guía paso por paso lejos de la adicción


“La auto-decepción es una bandera roja aquí, apuntando a una discrepancia entre la esperanza que tenía el adicto en lo que su adicción proveería y lo que de hecho la adicción provee (p. 175).” Kent Dunnington en Adicción y Virtud: Más allá de los Modelos de Enfermedad y Elección


Memoriza esta afirmación – nunca serás más libre de lo honesto que seas.

“El proceso de renovación inicia con la verdad, el principio más sanador de todos (p. 65).” Craig Nakken en La Personalidad Adictiva


Lee Números 32:23, Proverbios 15:3, Job 34:21, Lucas 8:17, y Hebreos 4:13.

Probablemente ya has experimentado las verdades de estos versículos. Mentimos porque creemos que podemos contener y controlar la verdad; por las historias que contamos y la información que damos o no. Creemos que somos más grandes que la verdad antes que creer que la verdad es la realidad en la que vivimos. No podemos controlar la verdad más de lo que podemos controlar el viento. Mientras lees esta sección sobre la mentira, recuérdate a ti mismo constantemente que la honestidad no es opcional, solo el momento correcto y la determinación de ser honesto pueden ser elegidos. La verdad se va a saber. La única pregunta es si tu carácter va a crecer mientras sea revelado o si vivirás en miedo y oscuridad hasta que la luz invada tu vida en contra de tu voluntad y vergüenza. Detente y ora por el coraje de ser honesto, porque hablar la verdad y la sobriedad son dos lados de la misma moneda.


No puedes ser un buen adicto sin ser un buen mentiroso.

En varias maneras, esta sección puede ser la parte más dura en el proceso para ti. Vas a ser cuestionado sobre tu honestidad en las áreas en las que no lo has sido. Será duro al menos por dos razones. Primero, requerirá que desarmes tu mecanismo primario de protección para tu adicción. Segundo, requerirá que seas honesto contigo mismo sobre cómo has sido deshonesto; no solo lo que has tergiversado.


Con esto en mente, detente y ora antes de comenzar esta sección. Pide a Dios que te dé el coraje de ser honesto. Pide a Dios que te muestre tu vacío de vivir en mentiras. Pide a Dios que te dé un deseo por libertad antes que auto-protección.


Fragmentación

Una manera útil de pensar en la decepción en la adicción es la fragmentación; contando por partes la historia (e.j. fragmentos) como si fueran la historia completa y esperando que los demás respondan de acuerdo a eso.


La honestidad es la “técnica” número uno para emanciparte de la adicción.

Esto es lo que hacemos cuando pedimos a un amigo ayuda financiera, ellos responden que necesitamos entregar nuestra adicción, y nosotros respondemos, “Yo creí que eras mi amigo y que yo podía pedirle ayuda a mis amigos cuando me enfrentara a momentos difíciles. Supongo estaba equivocado.” Tomamos dos fragmentos (e.j. amistad y sufrimiento) y esperamos que nuestro amigo responda como si esta fuera la historia completa. Cuando el punto es que otras piezas de la historia (e.j., el número de veces que he pedido dinero prestado y no lo he pagado) nos ofende.


Mientras lees este material en la decepción y la adicción, comienza a darte cuenta de cuantas formas de decepción (e.j., omisiones, hechos, emociones falsas, minimizar, cambiar de culpable, etc.) se encuentran en este pequeño ejemplo.


1. Hechos Omitidos

La historia que estás contando es verdadera y no hay falsas afirmaciones en ella. Sin embargo, la información más relevante para mantenerte en sobriedad está excluida. Ejemplo – un “fui a la tienda y compré unas cosas. Aquí está la leche que dijiste necesitábamos… (Pero no mencionas del six pack de cervezas que compraste en efectivo con otro recibo).”


Las mentiras más peligrosas son las que crees en verdad.

Como una regla, si hay una pregunta que esperas no te hagan, voluntariamente deberías revelar la respuesta. La gente no debería tener por qué preguntarte “correctamente” para obtener la información para ayudarte. Es el equivalente a un paciente mintiéndole al doctor sobre “donde le duele” porque no le preguntó, “¿Estás teniendo dolor en el pecho?”


¿Cómo mientes por “omitir los hechos” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


2. Hechos Falsos

Este es un paso más allá de omitir hechos. Ahora la historia puede ser cierta pero algunos de los elementos de la misma son falsos. Ejemplo – “Hoy hablé con mi patrocinador y dijo que estaba realmente animado por el cómo están yendo las cosas… (en realidad, el patrocinador llamó porque estaba preocupado sobre la reciente ausencia de contacto).”


Mientras más mentiras dices… más mentiras crees.

Si algo de lo que dices es falso, entonces todo lo que has dicho es auto destructivo. Nunca mentimos para cubrir cosas que hagan mejor nuestra vida. Solo mentimos cuando lo que hemos hecho es ofensivo para otros o destructivo para nosotros.


¿Cómo mientes con “hechos falsos” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


3. Emociones Falsas

Ahora tienes que jugar tu rol. Si tus mentiras son ciertas, entonces requerirán de ciertas emociones. Si vas a mantenerte “libre”, entonces debes volverte un actor (el rol por sí mismo implica mentir cuando la “audiencia” no sabe que está viendo un “show”).


Violar este principio es la mejor manera de enseñarle a la gente a desconfiar de ti. Cuando la gente puede decir que no solo tus palabras sino tus emociones son inciertas, se dan cuenta de que han perdido la confianza en cualquier progreso reportado que no puedan ellos observar directamente suceder.


Nunca serás más libre de lo honesto que seas.

¿Cómo mientes a través de “falsas emociones” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


4. Historias Falsas

Hechos falsos producen emociones falsas. Juntos requieren una historia falsa. Tus mentiras comienzan a crear un mundo en el que pudieran ser ciertas. Estás forzado a intentar vivir entre estos dos mundos; la realidad no va a torcerse y tus mentiras no pueden caerse sin que seas descubierto. Tú y aquellos que te conocen (o los que quedan) son forzados a vivir apretados entre estos dos mundos.


No podemos controlar la verdad más de lo que podemos controlar el viento.

Decir la verdad ahora significa más que corregir hechos. Inicialmente esta forma de mentir se siente más poderosa, porque estás jugando un rol de querer ser “Dios”. Pero reconocer este tipo de mentiras es la más vergonzosa, porque nos damos cuenta de cuanto hemos manipulado a los que están a nuestro alrededor.


¿Cómo mientes a través de una “historia falsa” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


5. Minimizar

Quizás seas lo “suficientemente inteligente” para no tomar la ruta falsa. Cualquiera puede ver cómo eso explotaría en su cara. La “mejor” vía es no cambiar los hechos sino la significancia de ellos. Minimizar es uno de los métodos más populares para mentir (a otros y a ti mismo).


Como una regla, no deberías “pesar” ningún comportamiento adictivo hasta que haya sido completamente revelado a alguien involucrado en tu lucha. La significancia de “dos cervezas” es diferente cuando estás en una adicción que cuando no lo estás. Deberías estar más preocupado sobre cualquier retroceso hasta que alguien que te conozca, y a tu lucha, y que está comprometido con tu recuperación te diga que puedes estar menos preocupado.


La honestidad no es opcional, solo el momento correcto y la determinación de ser honesto pueden ser elegidos.

Evita lenguaje que “mida” una preocupación como pequeña: equivocación, error, accidente, resbalón, sin querer, etc.


¿Cómo mientes al “minimizar” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?

¿Qué vocabulario representa tus más predominantes frases de minimización?


6. Cambio de Culpa

Quizá aceptas los hechos y admites qué tan serio es el problema, pero mientes al delegar la culpabilidad. Es verdadero y es malo, pero no es mi culpa. Algunos de los objetivos preferidos para adjudicar la culpa son: esposa, amigos, familia, tu historia, personalidad, emociones, o que “solo pasó.” Ceder a tu comportamiento adictivo siempre es una elección. Enfocarte en cualquier otra cosa que tu propia decisión como la causa de una recaída pone la sobriedad en peligro. Como una regla, la explicación viene tras la pertenencia. Si estás intentando explicar por qué algo ocurrió o remediar los factores influyentes que contribuyeron a la recaída antes de hacerte completamente responsable de tus decisiones, estás cambiando la culpa de dueño.


Nunca mentimos para cubrir cosas que hagan mejor nuestra vida.

¿Cómo mientes al “cambiar la culpa” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?

¿Quién o qué son tus objetivos favoritos para cambiar de culpa?


7. “No lo sé”

Es legal el “defender la quinta enmienda” en una corte, pero es engañoso hacerlo en la vida. La pereza como respuesta no es una cláusula de excepción para omitir información importante. “No lo sé” es usualmente utilizada como una manera de comprar tiempo mientras preparo una “mejor” manera de mentir en otra de las técnicas. “No lo sé” es también usada para forzar a quien interroga a volverse molesto o fastidiarse y su interrogatorio se vuelva entonces el punto de la conversación.


Hechos falsos producen emociones falsas.

Si sabes la respuesta pero no estás orgulloso de ella, dila de todas formas. Si estás tentado a transferir la culpa, sé honesto al respecto – “Justo ahora estoy teniendo un tiempo difícil para contestar tu pregunta porque he de decir que quiero culpar a otros.” Si estás genuinamente en duda, permite a la persona que escuche cuán lejos estás de identificar una respuesta – “Yo sé que esto no responderá completamente tu pregunta, pero hasta aquí es donde puedo ubicar mis motivos o explicar mis acciones…”


¿Cómo mientes con “no lo sé’s” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


8. Verdad tardía

La confesión después del descubrimiento no es honestidad. Pero usualmente queremos puntos por admitir lo que la gente ya sabe. Cuando añadimos a la “verdad tardía” la “falsa emoción” de estar ofendidos que “nuestro mejor esfuerzo no fue suficiente” o “nunca seré capaz de satisfacerte” solo complicamos la situación.


Esperar que la confianza sea construida basados en el mero reconocimiento de la verdad que apenas fue descubierta, es manipulador. Es como esperar recibir el pago por el trabajo de alguien más. Recuerda, solo “ganas” confianza por la verdad que voluntariamente contribuyas a la relación.


¿Cómo mientes por “verdades tardías” y cuáles son los más recientes o significativos ejemplos?


9. Cambiar Definiciones

Alterar la definición de palabras es una de las más predominantes tácticas de manipulación. ¿Cuántas veces alguien ha dicho, “pensé que eras mi amigo” como una forma de calmar lo que su pecado estaba siendo puesto bajo el reflector? Aquí, ¿“Amigo” está siendo definido como “alguien que no me confronta o me hace pasar por momentos difíciles al ofenderlo o tener un comportamiento auto destructivo”?


La confianza y el perdón son otras palabras frecuentemente tergiversadas durante conversaciones manipuladoras-adictivas.


Sé muy cuidadoso cuando tu defensa o petición es en base a una palabra con cargada emocionalmente como amigo, perdón, o confianza. Hay una fuerte probabilidad de que uses estas palabras intencionalmente o no, de manera manipuladora.


¿Cómo mientes al “cambiar definiciones” y cuáles son los más recientes o significativos ejemplos?


10. Exageración

Eso es decepción por magnificación. A diferencia de otras formas de mentir que buscan minimizar u ocultar la verdad, la exageración hace la verdad más grande de lo que es en realidad. La verdad pasa de ser un enemigo a un arma; cuando debería ser siempre un amigo (aun cuando duele; Proverbios 27:6). Ejemplo – usar palabras como: siempre, nunca, solamente, etc…


La exageración coloca el énfasis en tu perspectiva o experiencia más que en la verdad. La exageración es un intento de forzar a la gente a vivir en tu mundo en vez de unirse al mundo real. La adicción es propensa a caer en un estilo de pensamiento “todo o nada”. Vivir entre minimizar y exagerar es tanto la esencia de la honestidad como el remedio para uno de los primeros impactos de la adicción en tus procesos de pensamiento.


¿Cómo mientes con la “exageración” y cuáles son los ejemplos más recientes o significativos?


“En la adicción, como en todo en la vida, complicamos las cosas más de lo necesario para evadir enfrentarnos a la verdad (p. 179).” Gerald May en Adicción & Gracia


Brad Hambrick es pastor de consejería en The Summit Church en Durham, NC. También se desempeña como profesor adjunto de consejería bíblica en el Seminario Teológico Bautista del Sureste. Brad ha estado casado con su esposa, Sallie, desde 1999.


Traducido por: Andrés Zamarrón

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS