• CCB

5 preguntas que mi compañero de rendición de cuentas debería hacerme


¿Puedo contradecir el título de esta publicación en la primera oración? #MalHábitoBloggero


No me gusta la frase "compañero de rendición de cuentas" más de lo que me gusta la palabra "dieta", y no me gustan los dos por la misma razón. Suenan como una excepción y un castigo en lugar de un estilo de vida y un regalo.


No me gusta la palabra "compañero de rendición de cuentas " y la palabra "dieta" por la misma razón.


Nadie va a vivir a dieta o en una relación de rendición de cuentas. Lo harán por un tiempo y luego se detendrán. Sabemos esto. Así que dejemos de decirlo.


Admisión: seguiré usando la frasecompañero de rendición de cuentas” en este blog. Quiero cambiar tu mentalidad más que tu vocabulario.


¿Cuál es el vocabulario alternativo a "compañero de rendición de cuentas"? Es amistad. Cada instancia de responsabilidad que he visto soportar, se hizo porque las dos (o más) personas eran amigos; no porque disfrutaran yendo a cazar el pecado.


Cuanto más nos privamos de los placeres legítimos, más seremos susceptibles a la tentación de los placeres ilegítimos.

Entonces, ¿qué pasa si no tienes un amigo que sirva a este rol?

  • Hazte responsable; [1] que es una mentalidad radicalmente diferente de "tener responsabilidad". Si estás casado y luchando con el pecado sexual, este es un paso vital para proteger a tu cónyuge.

  • Mira quién aprecia la autenticidad de tus acciones. La gente está hambrienta de autenticidad. Vive el tipo de relación que deseas y ve quién se siente atraído por algo así.

  • Invierte en la relación que desarrolles en el punto anterior, de las formas que se describen a continuación.

Las preguntas proporcionadas a continuación sirven para dos propósitos principales que no siempre se consideran parte del desarrollo de una relación de responsabilidad: desarrollar confianza y abordar la tentación antes de la crisis. En general, se sabe que ambos aspectos son importantes para la rendición de cuentas efectiva, pero las preguntas que se formulan con más frecuencia en una relación de rendición de cuentas no están dirigidas a estos objetivos.


a. Profundizar la confianza para obtener una mayor honestidad: Confiamos en aquellos que muestran la capacidad de cuidarnos bien. Muchas de las preguntas formuladas entre los compañeros de rendición de cuentas (ahora debes escuchar "amigos") deben ser con el propósito de demostrar cuidado por el individuo para que la confianza se desarrolle y se genere una mayor honestidad.


b. Identificar a quienes contribuyeron a la tentación antes de la crisis: la tentación nivel crisis no nace en el vacío. Por lo general, hay cosas predecibles que conducen a los momentos clave de decisión. Muchos de estos no tienen nada que ver con lo que clásicamente consideramos como "tentación". Si este concepto te intriga, pero no estás seguro de lo que esto implica, sigue leyendo.


El pecado es frecuentemente más un escape que una búsqueda.

Sin más preámbulos, comencemos a ver las preguntas que desearía que hiciera tu compañero de rendición de cuentas y por qué. Estas cinco preguntas están simplemente destinadas a ser representativas y a generar creatividad (las preguntas obsoletas y repetitivas resultan en una rendición de cuentas fulminante). Úsalos como una plataforma de lanzamiento para los tipos de conversaciones que debes tener a medida que estableces una responsabilidad duradera y agradable en tu vida.


1. ¿Qué estás haciendo para disfrutar la vida?

Pecamos porque el pecado es divertido. Disfrutamos el pecado; al menos por un rato. Cuanto más nos privamos de los placeres legítimos, más seremos susceptibles a la tentación de los placeres ilegítimos. Un amigo que te estimule a evitar los placeres ilegítimos (el pecado) debe, con la misma pasión, llamarte a buscar placeres legítimos, de acuerdo con tus responsabilidades de vida. [2] "Pasar el rato" en tu hobby favorito no es solo perder el tiempo mientras el mesero trae tu desayuno, es parte de la relación de rendición de cuentas.


El pecado es un parásito; vive de recursos destinados a otro propósito.

2. ¿Qué nuevos factores estresantes están entrando en tu vida?

El pecado es frecuentemente más un escape que una búsqueda. Si eso es cierto, entonces es importante estar al tanto de las cosas de las que somos propensos a querer escapar. A menudo, simplemente no estar a solas con nuestro estrés es un gran alivio. Cuando no sentimos que alguien sabe o entiende por lo que estamos pasando, todas las mentiras que hacen que el pecado sea atractivo se vuelven más convincentes. A veces nuestro amigo puede sugerir cosas para reducir el estrés, pero incluso si no puede, estas no son conversaciones desperdiciadas.


3. ¿Te gustaría "simplemente pasar el rato"?

Si los compañeros de rendición de cuentas solo pasan tiempo juntos "haciendo rendición de cuentas", entonces su relación probablemente comenzará a sentirse como una cacería de pecado. Se considerará que la responsabilidad solo está "funcionando" cuando se descubre el pecado. El propósito de la relación se pondrá en tela de juicio durante largos períodos de tiempo cuando nuestro pecado de elección está ausente. El resultado es un descuido de la relación y la creación de un contexto más propicio para la tentación durante "los buenos tiempos". Tener momentos en los que "pasar el rato" es vital para la protección de la rendición de cuentas a largo plazo deseada cuando las personas entran en este tipo de relaciones. Una vez más, debería decir: "Esto suena más a una amistad intencional que como un protocolo de responsabilidad".


La pureza es tanto una inversión como un resultado.

4. ¿Qué o quién está recibiendo demasiado tiempo en tu pensamiento en este momento?

Esto es similar a la pregunta del estrés, pero no tiene que llevar la connotación negativa. Nuestro tiempo de aire mental puede ser consumido por un argumento ficticio con alguien que creemos que tiene expectativas irracionales de nosotros. Pero también se puede obsesionar con un anhelo particular o una ambición personal que se está volviendo demasiado central para nuestra identidad. Hacer esta pregunta es una excelente manera de ayudarnos unos a otros a tomar conciencia de nuestros pensamientos; que es muy importante para los comportamientos adictivos. Con demasiada frecuencia, la pasividad hacia nuestra vida mental es lo que permite que la tentación gane un impulso significativo antes de que comencemos a resistirla como una tentación. Saber que se le preguntará le recuerda prestar atención.


5. ¿Qué te apasiona para las próximas semanas, meses o años? ¿Cómo te está yendo?

Parte de lo que hace el pecado es privarnos del tiempo y la energía que Dios desea que invirtamos en las cosas que nos hizo apasionarnos. En ese sentido, el pecado es un parásito; vive de recursos destinados a otro propósito. Para muchas personas es útil darse cuenta de que la pureza es tanto una inversión como un resultado. La pureza es invertir nuestras vidas en las cosas que realmente importan más de lo que evitamos actividades en particular; de otro modo, los adictos a la televisión serían santos. Para las personas orientadas a los logros, esta realización puede aumentar su motivación para buscar la pureza.


Dios es pro-madurez y nosotros deberíamos serlo también.

No tomes las sugerencias anteriores para descontar las conversaciones tradicionales de rendición de cuentas. Todavía deberías hacer preguntas tradicionales sobre responsabilidad:

  • ¿Has sucumbido a la tentación desde la última vez que nos vimos?

  • ¿Cuándo has sido tentado y qué has hecho al respecto?

  • ¿Cómo ha sido tu tiempo de estudio de la Biblia y oración?

  • ¿Recientemente sentiste a Dios más como un policía-detective o un Padre-Salvador?

  • ¿Qué no me has dicho que deberías decirme?

  • ¿Qué pregunta no hice, que debería haber hecho?

Pero no dejes que estas sean las únicas preguntas que haces. Asegúrate de que cuando haces "rendición de cuentas" estás "estableciendo una amistad". Si no lo haces, es probable que no seas un "compañero de rendición de cuentas" por mucho tiempo.

[1] En tus "mejores relaciones disponibles" (cualesquiera que sean) comparte cuando estás tentado, cansado, desanimado, desmotivado. Haz esto por correo electrónico, mensaje de texto, llamada telefónica o en persona. No confíes en ello para los cambios que necesitas hacer, pero permite que tu conciencia fortalezca tu determinación de hacer esos cambios.

[2] Exijo este punto, porque hay demasiados adultos, especialmente adultos casados, que están resentidos con las responsabilidades de la adultez y la familia. Soñar despierto con la diversión de los adolescentes o la soltería nos priva de la capacidad de disfrutar la diversión de la edad adulta y el matrimonio. Dios es pro-madurez y nosotros deberíamos serlo también.

Este artículo fue publicado originalmente en Covenant eyes el 22 de junio.

Brad Hambrick se desempeña como pastor de consejería en The Summit Church en Durham, Carolina del Norte. También se desempeña como Instructor de Consejería Bíblica en Southeastern Baptist Theological Seminary, es miembro del consejo de la Biblical Counseling Coalition, y es autor de varios libros.


Traducido por: Miguel Linares

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS