• CCB

Adorando a Dios a través de la palabra y nuestros cinco sentidos


Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” (Romanos 1:19-20, RVR 1960)


Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.” (Salmos 121:1-2, RVR 1960)


Una revelación especial de la Escritura nos permite crecer en el conocimiento de Dios y Su épica historia de redención. La revelación general, a través de Su creación, puede enriquecer nuestra adoración hacia Él y permitirnos conocer Su carácter en una forma empírica (aunque no mística). Como almas encarnadas, lo abstracto se puede volver más concreto a través de nuestros sentidos. Esta tarea de consejería se ha desarrollado en una forma que promueve la adoración a Dios por medio de una combinación entre la revelación especial y la general. Inicialmente se desarrolló para individuos con dificultad para concentrarse debido a las distracciones de los pensamientos erráticos, recuerdos negativos, y sensaciones físicas incómodas, pero también ha sido útil para aquellos que tienden a completar su tarea de consejería desde una orientación perfeccionista basada en el rendimiento.


Tarea

A veces la gente está distraída en sus mentes con pensamientos erráticos, memorias intrusivas, y sensaciones físicas incómodas. Esta tarea está diseñada para ayudarle a que su mente sea renovada en el Espíritu redirigiéndola a adorar a Dios a través de Su Palabra y sus cinco sentidos. Tenga en mente el adorar al Creador por el regalo, y no adorar el regalo en sí mismo.


Visión: Veo al Señor

Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron [a Jesús]; mas él se desapareció de su vista.” (Lucas 24:31, RVR 1960).


Lea Isaías 6:1-3.

  • ¿Qué veía Isaías?

  • Imagínese la majestad del Señor, con el borde de su manto llenando el templo con gloria ¡La santidad tan sagrada que un serafín tuvo que cubrir sus ojos y pies! En Éxodo 33:18, Moisés le pidió al Señor que le mostrara Su gloria, pero Él dijo: “No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá” (v. 20). ¿Hay algo que se atraviesa en medio de tu vista hacia la santidad y gloria de Dios?

Medite en los siguientes pasajes y conteste cómo el Salmista ve la gloria de Dios:

  • Salmo 19:1-6

  • Salmo 121:1-2

  • Salmo 148:1-10

Tome un tiempo hoy para ver la hermosura de Dios, ya sea saliendo durante el día y observar las nubes, un árbol o una flor, u observando las estrellas por la noche, imágenes visualmente vívidas, o el rostro de un ser amado. Si sus pensamientos van a cualquier otro lado, rápidamente rediríjalos hacia adorar al Creador. Ore por ayuda para poder ver la santidad y gloria de Dios más claramente, y después escriba una oración de agradecimiento por lo que vio.


Escuchar: Aleluya – Dios sea Exaltado (En Adoración o como una Expresión de Júbilo)

Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!” (Apo. 19:6, RVR 1960)


Lea el Salmo 29:3-9.

  • ¿Cómo describe David la voz del Señor?

Lea el Salmo 98:1-7.

  • ¿Por qué canta el salmista?

  • ¿Qué otros sonidos son utilizados para alabar al Señor?

  • ¿Hay algo que te evita escuchar la gloria y la belleza del Señor?

Lea Apocalipsis 5:6-14.

  • ¿Por qué cantan las criaturas vivientes y los ancianos?

Tome un tiempo hoy para escuchar la gloria de Dios, ya sea leyendo su Salmo favorito en voz alta, escuchando el Mesías de Handel o su himno favorito, tocando algún instrumento, o escuchando los sonidos de la naturaleza (por ejemplo, Youtube tiene muchos para escoger: olas, aves, lluvia). Escriba una oración de agradecimiento por lo que ha escuchado, y pida ayuda para poder escuchar Su voz a través de Su Palabra.


Olfato: Una Ofrenda Fragante

Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.” (Fil. 4:18, RVR 1960).


Lea Éxodo 30:34-38.

  • ¿Cómo es descrito el incienso (v. 35)?

Lea 2 Corintios 2:14-17.

  • ¿Cómo se utiliza la fragancia en este pasaje?

  • El sentido del olfato puede ya sea repelernos por abrumar nuestros sentidos o atraernos e incrementar nuestros apetitos. Este versículo transmite que una decisión debe ser tomada respecto a Cristo. ¿Hay algo que te esté repeliendo de escogerlo a Él? ¿Qué te atrae hacia Él?

Lea Efesios 5:2:

  • ¿Cómo puedes caminar hoy en amor, como una ofrenda fragante y sacrificio a Dios? ¿Qué cosas específicas puedes hacer?

Tome un tiempo hoy para alabar a Dios a través de su sentido del olfato ya sea horneando o cocinando (o comprando) su comida favorita, hirviendo canela, inhalando el aroma del café o de ropa recién lavada, o usando su perfume favorito, champú o loción. Si sus pensamientos se van a cualquier otro lado, rápidamente tráigalos de vuelta a adorar al Creador. Escriba una oración de agradecimiento por lo que pudo percibir con su olfato, y pida ayuda para continuar escogiéndolo a Él ofreciéndole su vida.


Gusto: Saboree y Vea que el Señor es Bueno

Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.” (Salmo 34:8, RVR 1960)


Lea Hebreos 6:1-7.

  • En este pasaje, el regalo celestial pudiera referirse al maná que Dios proveyó a la generación del Éxodo (Éx. 16:4, 15; Neh. 9:15; Sal. 78:24)[i]. ¿Cómo ha provisto Dios para ti en el pasado?

  • ¿Has degustado de la bondad de Dios y Su Palabra? Si es así, ¿Cómo?

Lee 1a de Pedro 2:1-3.

  • ¿Qué estás llamado a hacer si ya has probado que el Señor es bueno?

Lee Efesios 4:31-32.

  • La amargura es un sabor desagradable, y somos llamados a quitarla. ¿Qué somos llamados a saborear mientras somos llamados a renovar nuestras mentes en el Espíritu (Efesios 4:23-24) en lugar de la amargura?

Lee Hebreos 2:9

  • Este versículo nos ayuda a ser renovados en nuestra mente. Porque Cristo sufrió y murió, somos santificados (v. 11), rescatados de la muerte y esclavitud eternas (v. 14-15). ¿Cómo el recordar esto nos ayuda a quitar la amargura?

Tome un tiempo hoy para adorar a Dios a través del gusto ya sea bebiendo una bebida calmante, como un té herbal o un chocolate caliente, disfrutando su comida o postre favoritos, o comiendo algún caramelo de menta. Realmente saboreé su bebida o alimento en lugar de apresurarse a terminarlo. Si sus pensamientos van hacia otro lugar, rápidamente devuélvalos hacia adorar al Creador. Escriba una oración de agradecimiento por lo que ha degustado, y pídale a Él que le ayude a remover cualquier amargura[ii].


Tacto: Un Tacto Curativo

Porque decía dentro de sí: Si tocare solamente su manto, seré salva” (Mateo 9:21).


Lea Levítico 5:1-6 y 13:45-46.

  • ¿Qué vuelve a las personas impuras y qué ocurre cuando las personas permanecen impuras?

Lea Marcos 1:40-42 y Marcos 10:13-16.

  • En el Antiguo Testamento, el tacto transmitía suciedad e impureza. ¿Qué transmitía el tacto de Jesús?

Lea Lucas 15:11-24.

  • ¿Cómo respondió el Padre con tacto cuando el hijo pródigo regresó (v.20)?

  • ¿Ha regresado al Padre y aceptado Su abrazo amoroso? Si no, ¿Qué es lo que se interpone en su camino?

Lea Salmos 57:1-3.

  • Imagine el calor y seguridad de un pájaro debajo de las alas de su madre. ¿Qué hace el Salmista mientras se refugia en Dios?

Tome un tiempo hoy para adorar a Dios a través de su sentido del tacto ya sea acariciando a una mascota, envolviéndose en una sábana suave, poniéndose una loción, pasando sus manos sobre la arena o plumas, o tomándose de la mano con un ser amado. Si sus pensamientos van hacia otro lado, rápidamente tráigalos de vuelta a adorar al Creador. Escriba una oración de agradecimiento por lo que ha tocado, y pida ayuda para continuar tomando refugio en Él.


Preguntas para Reflexión

¿Cómo ayuda a los aconsejados con una mente indisciplinada o con dificultad para concentrarse? ¿Qué tipos de tareas le asigna a los aconsejados que son perfeccionistas? ¿Cómo incita a los aconsejados a que adoren a Dios?

[i] Peter T. O’Brien, La Carta a los Hebreos, El Comentario Pilar del Nuevo Testamento (Grand Rapids, MI; Nottingham, England: William B. Eerdmans Publishing Company, 2010), 217.


[ii] Para un excelente recurso sobre lidiar con amargura, vea Lou Priolo, Amargura: La Raíz que Contamina, (Phillipsburg, NJ: P & R Publishing, 2008).


Jenn Chen es miembro de Lighthouse Community Church en Torrance, CA. Se formó como terapeuta matrimonial y familiar y psicóloga clínica. Actualmente está estudiando su Maestría en Consejería Bíblica.


Traducido por: Gabriela Almazán

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS