• CCB

¿Debe una esposa ser celosa?


La Biblia enseña claramente que hay un tipo de celos nacido del deseo pecaminoso de la carne que se opone contra el Espíritu. Los celos se encuentra en la lista de obras de la carne en Gálatas 5:19-21. Santiago 3:16 dice que los celos traen perturbación y toda obra perversa. Así que, ¿una esposa debe ser celosa? No, ella debería evitar este tipo de celos.


Pero la Biblia enseña sobre otro tipo de celos. Una esposa debe estar celosa de su marido de la misma manera que Dios está celoso de su pueblo. En el Antiguo Testamento, Dios se describe a sí mismo como un Dios celoso cuando exige la adoración exclusiva en el Segundo Mandamiento. Su pretensión sobre los hijos de Israel se basa en su elección y su liberación (Éxodo 20: 2).


La esposa de Cristo (la iglesia) ha sido escogida por la muerte de Cristo en la cruz debido a su amor por ella (Efesios 5:25-32). Este profundo misterio comparte algunas cualidades que se ven en los matrimonios terrenales. El matrimonio debe ser exclusivo y celosamente guardado y defendido debido a la imagen sagrada que representa ante el mundo.


¿Cómo muestra una esposa este celo santo?

  1. Ella desea el corazón de su marido. Las conversaciones profundamente personales con una mujer son las suyas y solamente las suyas. "Mi amado es mío, y yo soy suya", dice la esposa en Cantares 2:16. Ella se esfuerza por desarrollar una relación más profunda con su esposo. Ella busca consejo de una mujer mayor sobre cómo amar a su marido (Tito 2:4). La mujer que está celosa por la atención de su marido le hacer saber a su marido cuándo se siente descuidada.

  2. Ella es celosa por el desarrollo de su marido como un líder espiritual. Elogia pequeños pasos sin compararlo negativamente con los demás. Ella da crítica constructiva según sea necesario, pero con mansedumbre (Gálatas 6:1). Esta mujer desea aprender y lo ve en su esposo un recurso para responder a sus preguntas espirituales (1 Corintios 14:35).

  3. Ella es vigilante en mantener su papel de ayuda idónea para su marido (Génesis 2:18). Sus conversaciones están llenas de conocimiento y sabiduría. Ella es la consejera sabia de su esposo (Proverbios 31:26). Ella sabe que es una heredera de las promesas y está dispuesta a compartir su conocimiento espiritual.

  4. Ella guarda diligentemente su matrimonio. Ella trabaja junto a su esposo para establecer cuidados prácticos que ayuden a proteger su vínculo sagrado. Cantares 2:15 exhorta a la amada a “atrapar todos los zorros, esos zorros pequeños, antes de que arruinen el viñedo del amor”. Por mencionar algunos ejemplos, esto podría significar un acuerdo mutuo de copiar el uno al otro los correos electrónicos o acordar no participar en un viaje de negocios o incluso una comida a solas con alguien del sexo opuesto.

  5. Ella tiene el derecho de exigir que el cuerpo y los pensamientos sexuales de su marido le pertenecen. Ella no tolera rivales. Ella se guarda celosamente contra la "mujer prohibida" descrita en Proverbios 5. Ella protege a su esposo de relaciones exclusivas con mujeres que podrían ser causa de tentación. Esto podría significar buscar ayuda si su marido lucha con la pornografía.

  6. Tiene celos por la reputación de su marido. Ella tiene un celo santo por el honor de su esposo y lo honrará delante de otros (Proverbios 12:4). Ella es cuidadosa de cómo habla de él ante otros. Aquellos que la conocen se dan cuenta de cuánto respeta a su esposo (Efesios 5:33). Como resultado, su marido confía en ella (Proverbios 31:11).

  7. Ella guarda el lecho de matrimonio, que es santo (Hebreos 13: 4) y se esfuerza por traer alegría a su marido (Proverbios 5:18-19). Esta mujer recuerda que Dios dijo que el matrimonio es "muy bueno".

  8. Ella vigila su lengua y anima sabiamente (Proverbios 14:1, Efesios 4:29). Sus palabras están llenas de discernimiento, prudencia y misericordia (Proverbios 16: 21-24).

  9. Persevera cuando se peca contra ella. Sigue las instrucciones del Señor de hablar con su esposo sobre el asunto. Utiliza la mansedumbre mientras trata de restaurarlo. Ella sigue los pasos dados en Mateo 18:16-17 para obtener más ayuda si se necesita.

  10. Ella mantiene la esperanza de su matrimonio. Ella persiste incluso si está casada con un incrédulo (1 Corintios 7:13), porque recuerda que Dios puede trabajar en su matrimonio (1 Corintios 7:16; 1 Pedro 3: 1-6).

  11. Ella es protectora de su propio corazón. Ella encuentra consuelo sabiendo que pertenece al Señor, quien está celoso por su amor (Éxodo 34:14). Ella cultivará su relación con Dios. Ella vive para su Hacedor, que es un marido para ella (Isaías 54:5).


“Ponme como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu brazo. Pues el amor es tan fuerte como la muerte, y sus celos, tan duraderos como la tumba. El amor destella como el fuego con la llama más intensa."(Cantares 8:6)


Únete a la conversación

¿Cómo has buscado ser una esposa celosa por tu matrimonio? ¿Qué consejo podría ofrecer a aquellos que aconsejan esposas o mujeres comprometidas?


Caroline Newheiser es una consejera certificada por ACBC y obtuvo su maestría en Consejería Cristiana del Seminario Teológico Reformado de Charlotte. Tiene muchos años de experiencia asesorando a mujeres en la iglesia local y tiene una pasión por ayudar a las mujeres a ver sus vidas de una manera bíblica.

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS