• CCB

Suicidio: "La Muerte Prevenible"

Actualizado: 4 de dic de 2018


¿Qué es suicidio?

"Un sentido de desesperanza o sin posibilidad de escape, combinado con un patrón de mala adaptación, una tolerancia limitada y una tendencia a huir de la ayuda que se incorporan en forma de un intento suicida." -- Jeffrey S. Black


¿Por qué suicidarse?

  • El intento suicida no está relacionado a un solo factor o causa.

  • Es el desbordamiento de un conjunto de otros problemas sin resolver.

  • La persona no tiene ninguna esperanza en que las circunstancias puedan alguna vez mejorar, y carece de la adaptabilidad para continuar intentándolo. El suicidio parece una mejor alternativa al momento – Prov. 14:12.

Algunas estadísticas:

  • En 2006, el suicidio fue la causa número 11 de muerte en los Estados Unidos (33.300 murieron de 800.000 + intentos), uno cada 16 minutos.

  • Hay más suicidios que homicidios.

  • Mueren más hombres que mujeres, pero más mujeres que hombres intentan suicidarse.

  • El suicidio es la causa número 3 de muerte entre las edades de 15 a 24 años.

  • Se reportan medio millón de intentos suicidas en adolescentes cada año.

  • Hay más veteranos de Vietnam que han muerto por suicidio desde 1974, que los que en realidad murieron en combate.

  • Más de 5.000 personas mayores (de la tercera edad) se suicidan anualmente.

Ejemplos de suicidio en las escrituras:

  • Saúl: por orgullo por haber perdido una batalla y el miedo de la tortura (1ª Samuel 31:4)

  • Judas: por la culpa y vergüenza al traicionar Cristo (Mt 26:14-15; 27:1-5)

  • Ahitofel: porque su consejo fue rechazado. (2ª Samuel 17:23)

  • Abimelec: no quería ser conocido por que una mujer lo mató (Jueces 9:50-55)

Una perspectiva bíblica sobre el suicidio:

  • Somos portadores de la imagen de Dios (Gen 1:27; Santiago 3:9)

  • Debemos honrar el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19)

  • El asesinato es condenado en las escrituras (sexto mandamiento)

  • Dios es soberano sobre toda la vida (Job 1:21)

  • Intento suicida no es el "pecado imperdonable"

  • Ningún ser humano puede prevenir el suicidio debido al libre albedrio del hombre para hacer tal elección.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Conoce las señales de advertencia.

  • Hablar del suicidio en general.

  • Declaraciones verbales específicas tales como: "Ojalá que nunca había nacido."

  • Preocupación por la muerte, enfermedades terminales, cementerios, testamentos, parcelas, entierros, etc.

  • Deshacerse (regalar) posesiones valiosas, por ejemplo, mascotas.

  • Planificación para el cuidado de familiares económicamente dependientes.

  • Cambio de hábitos alimenticios, de sueño e higiene.

  • Estado repentino de euforia después de una larga depresión: "calma antes de la tormenta"

  • Separación de otros o de actividades favoritas.

  • La falta de miedo de la muerte, toma de riesgos.

Indicadores de riesgo incluso más altos:

  • Historial de uso de drogas y/o consumo de alcohol.

  • Haber sido víctima de abuso físico, sexual o verbal.

  • Estar siendo investigado por cargos criminales.

  • Historial de depresión u otros temas de "Salud Mental".

  • Historial de intento de suicidio previo.

  • Ser sobreviviente de un suicidio (cuando alguien cercano se suicidó)

  • Personalidad de tipo perfeccionista.

  • Experimentar una pérdida significativa reciente por muerte, divorcio o ruptura de relación.

  • Historial de mudanzas frecuentes en la infancia.

  • Ser primogénito en la familia.

¿Qué hago primero?

Anima a la persona a hablar contigo (Santiago 1:19, 20)

  • Primero escucha y luego pasa de preguntas generales a preguntas específicas para determinar el intento suicida.

  • Sé consciente de que cuanto más detallado sea el plan y exista mayor acceso a su método de elección, existen más probabilidades de que la persona siga adelante con el plan de suicidio.

  • Sé compasivo; considera la profundidad de su dolor y sufrimiento (Lam. 3:22-24). Recuerda que el suicidio no está más relacionado con el deseo de morir como lo está con el no saber cómo vivir con el problema.

  • ¿Conoce su perspectiva: no vale la pena vivir la vida sin ___ puesto que___? (1 Corintios 10:31).

  • Da esperanza de que hay una solución a lo que parece problemático (1 Corintios 10:13). Puedes ayudar u orientar con alguien que pueda ayudar a encontrar esa solución.

  • Ayuda a identificar cualquier influencia de fuentes externas (música, amigos, materiales de lectura, etc.) que podría estar contribuyendo a su desesperanza (Salmo 1, 1 Corintios 15:33).

  • Ayuda a la persona a darse cuenta que el suicidio es el acto supremo de amor propio egoísta, para evitar consecuencias dolorosas (2ª Tim 3:1-2).

  • Ayuda a ver que el sufrimiento es una parte de la voluntad de Dios para moldearnos a imagen de Cristo, con el objetivo de cambiar el enfoque de “querer huir” a “tener contentamiento”. (Filipenses 4:11-13).

  • No trates de manipular a través de la vergüenza, sino hay que traer de vuelta la mirada a los propósitos de Dios para la persona. (1 Corintios 4:14).

  • Continúa siendo un estimulo a través de ministerios de la iglesia, servir y ser servido (Gal 6:1).

  • Pregunta y determina si realmente hay salvación en su vida y dirige a la esperanza a través de la Palabra (Romanos 15:4).

Por último, ten en cuenta esto...

  • Hablar con alguien acerca de su intento suicida no motivará el intentar suicidarse. Al contrario, típicamente comunica interés y esperanza porque te preocupas lo suficiente para preguntar.

  • Personas con intentos suicidas generalmente no tratan de ocultarlo a los demás, sólo tienes que estar dispuesto a preguntar.

  • Confía en que Dios te usará como instrumento de esperanza para alguien que necesita ayuda (Lucas 10:25-37).

Equipo CCB.

logo-ccb.png

TERMINOS DE USO | PRIVACIDAD | DONAR

COPYRIGHT© 2020 COALICIÓN DE CONSEJERÍA BÍBLICA. INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS